Seguinos

Opinión

Reclaman al Estado Nacional la permanente malversación de fondos viales (*)

Publicado

el

El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) y la Asociación de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional (AP), reiteraron su malestar y gran preocupación por la malversación y desvío de los fondos viales que realiza el Estado Nacional en forma arbitraria e inconsulta, principalmente del Impuesto a los Combustibles, girándolos a otros destinos que nada tienen que ver con el fin para lo cual fueron creados, y que deberían ser asignados en forma efectiva a financiar obras de infraestructura vial, tan necesarias para mejorar la red caminera del País, y libre de “falsos peajes “.

Texto del comunicado:

Desde el CONADUV y la AP informamos al Gobierno Nacional, a los Gobernadores, a los Legisladores Nacionales y Provinciales, Intendentes y Concejales, que sólo el Impuesto a los Combustibles recauda más de $ 145.000.- millones anuales (pesos ciento cuarenta y cinco mil millones anuales). Administrando correctamente dicho dinero y reasignándolo en forma efectiva como corresponde, se podría implementar inmediatamente un verdadero Proyecto Vial, libre de peaje, que contemple toda la red caminera de la Argentina, generando importantes beneficios sociales y económicos para los usuarios viales y para toda la sociedad en su conjunto.

Sin embargo, los cuantiosos aportes que con gran esfuerzo realizan los usuarios viales y el sector de la producción a través del Impuesto a los Combustibles, son destinados a otras finalidades del Estado, haciendo vano el sacrificio en pos de un medio de transporte carretero más seguro y que no sea una carga más al sistema productivo.

En el País no se ha elaborado un plan coherente para la ampliación, mejora y conservación de la Red Vial, siendo que con el aumento de la actividad económica – comercial, las necesidades de transporte, por ende la circulación vehicular, se han incrementado superlativamente en los últimos años.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

La carencia de caminos adecuados es una de las principales causas de los graves accidentes y siniestros viales que se producen a diario, con la pérdida de vidas humanas y serias secuelas, tanto sicológicas como físicas, para muchas personas. Se habla solamente de estadísticas, controles y educación vial, pero poco y nada se dice de la falta de obras de infraestructura que son necesarias para contar con una red caminera en perfecto estado de transitabilidad. La seguridad vial es un trípode que se asienta en tres pilares: EDUCACIÓN, CONTROL E INFRAESTRUCTURA. Todos ellos son igualmente necesarios. Un trípode no puede sostenerse si falta alguno de sus apoyos.

Otro problema que se genera por la falta de métodos adecuados de financiamiento vial como de una política seria de infraestructura, son los mayores costos en el traslado de las mercaderías a los distintos destinos de consumo, embarque, industrialización, entre otros.

La urgente necesidad de la conformación de una Comisión de Seguimiento en el ámbito del Congreso Nacional para el control principalmente del Impuesto a los Combustibles, se estima indispensable para que el Estado canalice correctamente los mismos.

Por tal motivo el CONADUV y la AP reiteran su propuesta de:

1)  Poner en práctica un verdadero Proyecto Vial que contemple toda la red caminera del País, tanto Nacional como Provincial, LIBRE DE PEAJE, reasignando en forma efectiva los recursos generados a través del Impuesto a los Combustibles. Esto permitiría el sostenimiento y mejoramiento del sistema vial argentino en condiciones óptimas de transitabilidad, implicando el desarrollo de la Argentina, generando inversión y puestos de trabajo. A su vez se lograría reducir el costo de transporte, impulsar y mejorar la situación de las economías regionales, disminuir el índice de accidentes y siniestros viales, promover el turismo, entre tantos otros beneficios.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

2)  Crear en el ámbito del Congreso de la Nación, una Comisión de Seguimiento del uso de los fondos viales, con la participación activa de los usuarios viales directos e indirectos, a los efectos de impedir la malversación y desvío de los mismos, terminando así con el abuso por parte del Estado Nacional.

3)  Rejerarquizar la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), reafirmando las funciones propias y prioritarias en la totalidad de nuestras rutas nacionales y provinciales, de planificación concertada, control de gestión federalizada, administración e investigación tecnológica, convirtiéndola en el Organismo rector de la Política Vial Nacional y Provincial.

4)  Disolver las Empresas concesionarias “Públicas” sumamente costosas, burocráticas, innecesarias y sin estructura alguna, tales como CORREDORES VIALES S. A. a nivel nacional, AUBASA (Autopistas de Buenos Aires S. A.) en la Provincia de Buenos Aires, CAMINOS DE LAS SIERRAS S. A. en Córdoba, AUSA (Autopistas Urbanas S. A.) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El CONADUV y la AP son conscientes de las necesidades del Estado, pero también creen importante que los fondos en cuestión sean correctamente administrados. A quienes gobiernan se les solicita coraje, voluntad y decisión política para ponerle punto final a la estafa vial que se padece desde los años 90.

(*) AP – Asociación de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

¿Será el 2023 el año de los cambios para la industria nacional? (*)

Publicado

el

La clase política –obligadamente por una cuestión de subsistencia–, deberá este año migrar a soluciones disruptivas que salgan del modelo extraccioncita de recursos del sector privado, para financiar el creciente gasto público, hacia un modelo diferente que aplique herramientas de estimulo de inversiones, que no sean meramente las del subsidio. Por ejemplo, la aplicación de escalas de desgravaciones a la mayor producción.

Existe consenso mayoritario en este sentido, ya que hemos fracasado reiteradas veces, pero ello no implica que todo fue en vano, ya que existe la correlación entre el fracaso en el pasado y el éxito en el futuro: “Lo que no me mata me hace más fuerte”, según el filósofo alemán Friedrich Nietzsche.

Si bien hay consenso político para lograr un acuerdo destinado a hacer fuerte a las interacciones entre lo público, lo académico y lo privado, la construcción de confianza es un proceso lento y progresivo.

Y, aunque hay muchos casos de éxito que son el reflejo de un cambio de orden que se está gestando, eso no implica minimizar las concretas amenazas que nos persiguen a los industriales: falta de talento, sequia, inflación, tarifas, importaciones, pobreza, deuda, energía,  entre otras.

Todo proceso industrial destinado a abastecer la demanda de consumo y bienestar se encuentra muy afectado negativamente, pero con una demanda sostenida de la producción destinada para el agro, la energía y el mercado externo. Y, aunque el sector industrial tiene diferentes realidades, todas están teñidas de negro por la falta de insumos importados.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Sin embargo, estoy convencido que este 2023 será el año de la gestación del cambio industrial, donde se comenzará a orientar a todo el sector para el abastecimiento de las cadenas de valor estratégicas; agro, alimentos y energía, en complementación a la castigada industria de consumo, que lidera a la hora de medir el empleo.

Si comparamos noviembre 2022 con octubre del mismo año, la industria automotriz produjo 52.415 unidades en 19 días laborables, lo que implica un alza de 1.8 por ciento. Pero, en lo que va del año, se produjeron 499.774 vehículos, es decir que se trata de un 26.6 % más que en 2021, siendo la cifra de exportaciones de aproximadamente 300mil unidades –entre enero y noviembre–, lo que implica un 25 % más que ese mismo año, según la Asociación de Fabricantes de Automotores argentinos.

En el 2023 tenemos, entonces, la oportunidad de fijar las condiciones para un despegue cuali cuantitativo de nuestra industria nacional en función de sus distintas realidades y competencias, para construir confianza a partir del cambio de orden. Es el desafío al que vamos a estar expuestos y, a partir de ello, las inversiones de nuestros ciudadanos y PyMEs nos sorprenderán gratamente.

(*) Por – Presidente del departamento de Infraestructura y Parques Industriales de UIPBA, integrante de la Unión Industrial de Quilmes y director ejecutivo de Parque Industrial La Bernalesa y Valot SA. Contacto: @leonardowagner.lw

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Opinión

Solo (*)

Publicado

el

No cabe ninguna duda que la soledad irremediable, es un mal que afecta la personalidad, estruja los sentimientos y destruye los afectos; pero, bien entendida, permite reencontrarse con uno mismo, con su pasado y con su permanente presente.

Sin embargo, sentirse solo y no aprovechar las oportunidades que eso significa, termina destruyendo a quien se ve afectado por esa sensación negativa y a veces, irreversible.

Y es lo que le ocurre a él. Se siente solo, se siente olvidado e incluso, trata de mostrar que no le afecta esa situación, pero interiormente sufre, se siente denigrado e incluso, sintiendo que no tiene nada para perder, puede llevar a cometer acciones premeditadas que le permitan volver a una soledad acompañada.

Pero es un dolor que avanza, que todos los días, lo hace sentir peor anímicamente y se introduce en situaciones que terminan posiblemente, transformando su andar por la vida en un camino sin salida.

Así, la soledad irreconciliable es tan peligrosa para quien lo siente, como para quienes lo rodean. Empieza a ser impredecible y arrastra a quienes lo rodean, a tomar caminos desacertados e inexplicables.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Él está sintiendo esa soledad que ya le carcome el alma, le destroza el ánimo y lo vuelve un peligro para él y para todos quienes de alguna manera, también son responsables de esa situación.

Y cuando siente que ya no tiene nada para perder, comienza un trazado de vida donde comienza a justificar lo injustificable y la mentira, la falta de cordura y la necesidad de recuperar protagonismo, transforman al solitario en una bomba de tiempo.

Así se siente un zapato sin par. Ser un solo zapato lo hace inútil, inservible, despreciado. Y no importa si es derecho o izquierdo.

O ustedes de quien pensaba que hablaba. Cualquier parecido con personajes de la realidad es mera coincidencia.

(*) Miguel Matusevich – periodista

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Opinión

La “naturalización” de los incendios, una catástrofe ambiental (*)

Publicado

el

Nuestro país viene sufriendo una sequía extrema que ya lleva un largo tiempo, a esta situación le debemos sumar el efecto devastador de los incendios, eje de la presente nota.

Si revisamos las noticias de los medios de prensa del último año, para no extendernos demasiado en el tiempo, podremos observar que resulta diario leer sobre incendios forestales o de interfase a lo largo y ancho del país; hecho sumamente grave, que termina pasando casi inadvertido para el común de la gente ya que son noticias prácticamente cotidianas. Pero qué sucede, cuando las crónicas mencionan que el humo afecta a los habitantes de las grandes ciudades, como ocurrió recientemente en Rosario o Buenos Aires, entonces sí, los funcionarios reparten responsabilidades sin que nadie se haga cargo de lo que viene pasando.

Y por qué decimos que nadie se hace cargo, porque mientras seguimos repartiendo responsabilidades de quién tiene la culpa, los incendios continúan ocurriendo y representan una catástrofe ambiental con miles de hectáreas consumidas por el fuego. Esta tragedia ambiental termina naturalizándose por el común de las personas que ve por televisión o lee estas noticias de manera periódica sin que nada suceda.

Una de las peores cosas que nos puede suceder como sociedad es esto, naturalizar este tipo de hechos que nos afectan a todos. Con la crisis ambiental que enfrenta el planeta no podemos darnos el lujo de seguir viendo como “algo natural” los incendios intencionales y la falta de coordinación entre los distintos actores que tiene competencia en la materia.  Es necesario que la justicia actúe de manera eficaz ante este tipo de hechos y es imprescindible la articulación entre la nación y las provincias para trabajar de manera preventiva.

Pareciera que los incendios forestales solo se combaten con medios aéreos, es imprescindible fortalecer los equipos de las brigadas provinciales con personal entrenado. Estas deberán estar desplegadas en las áreas más sensibles de cada provincia y preparadas, no solo para combatir el fuego, sino también realizar tareas preventivas como cortafuegos y quemas prescriptas en las épocas que corresponda.

Es necesario reformular la manera de abordar el problema porque la realidad nos demuestra que estamos fracasando. No es posible seguir corriendo detrás de los hechos, es necesario trabajar de manera articulada tanto en el combate como en la prevención. El estado debe sostener en sus distintos niveles: municipal, provincial y nacional a largo plazo políticas públicas en materia de manejo del fuego para mejorar y sanear la relación de la sociedad con los ecosistemas, con la naturaleza en sentido amplio y holístico: la tierra, el agua, el fuego y el aire, con toda la vida que sustentan. De otra manera, solo seguiremos viendo el reemplazo de áreas naturales que conservan biodiversidad y brindan servicios ambientales imprescindibles para el ser humano, por áreas devastadas improductivas a largo plazo.   

El camino que debemos seguir es asumir responsabilidad colectiva, en todo el abanico de roles que nos compete, a todos los actores y grupos sociales, organizaciones de base ciudadana, sectores de la vida rural, gobernantes, políticos, para avanzar en mejorar la operatividad y efectiva respuesta a la prevención y control del fuego. Articulando los recursos humanos y materiales de todas las organizaciones públicas, no gubernamentales, y productivas privadas, empresas rurales y forestales, donde es clave la coordinación de acciones, de toma de decisiones, con conciencia de priorizar la seguridad de los recursos actuantes ante los grandes incendios, así como la población amenazada, la vida y los bienes naturales y culturales en general.

(*) por Hernán Ibáñez, naturalista Fundación Azara.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos