Seguinos

Nacionales

Murió Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo

Publicado

el

A los 93 años murió Hebe de Bonafini, cofundadora de Madres de Plaza de Mayo.

“Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional, no debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre”, la despidió Cristina Kirchner en su cuenta de Twitter.

Madre de dos hijos desaparecidos, defensora y activista de los derechos humanos, militante kirchnerista, procesada por malversación de fondos públicos, siempre controversial, murió Hebe Pastor de Bonafini, titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo falleció.

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

Bullrich. “Las medidas desesperadas de Massa no traen ninguna solución de fondo a la economía en general ni para la producción”

Publicado

el

La Presidenta del PRO, Patricia Bullrich, expresó su rechazo a las nuevas medidas que anunció el Ministro de Economía Sergio Massa, sobre la puesta en marcha del nuevo dólar soja.

Patricia Bullrich afirmó al respecto que: “Las medidas anunciadas por Sergio Massa no traen ninguna solución de fondo a la economía en general ni para la producción. Desde que por “única vez” se implementara el “dolar soja” anterior, la inflación no bajó y el dólar pasó de $ 295 a $ 316”.

“Estas medidas de desesperación y corto plazo traen ventajas para unos pocos y son menos que un parche para una macreconomía que sigue fuera de control. Los argentinos siguen esperando que el gobierno estabilice la economía y no que siga estirando esta agonía que está destruyendo la economía y el salario”, agregó la titular del PRO.

“Sin medidas reales de fondo todo sigue siendo un parche. Lo último que necesita la actividad agropecuaria son cambios en las reglas de juego cada dos o tres meses. De una vez por todas hay que sacarle el pie de encima a la producción y generar riqueza para el país y trabajo para la gente. No sólo son cuestiones económicas las afectadas, sino también agrícolas y de estrategia de producción como país, llevándonos inexorablemente a peor calidad de cultivos y mal uso del suelo”, cerró sus declaraciones Bullrich.

Seguir leyendo

Nacionales

La Cámara de Diputados dio media sanción a la Ley de alcohol cero

Publicado

el

Con la participación en el recinto de familiares de víctimas de accidentes viales, que históricamente reclamaron por esta norma, el proyecto se aprobó en la sesión de este jueves y fue girado al Senado.

Con familiares de víctimas de accidentes viales presentes en el recinto, la Cámara de Diputados avanzó este jueves con un proyecto de ley históricamente reclamado por distintas organizaciones de la sociedad civil: la tolerancia de alcohol cero al volante. La votación resultó con 193 votos afirmativos, 19 negativos y 4 abstenciones.

Entre los votos negativos hubo de todas las bancadas, por el Pro fueron los diputados Federico Angelini, Felipe Chumpitaz, Omar De Marchi, Germana Figueroa Casas, Álvaro Martínez, José Carlos Núñez. En tanto por la UCR votaron en contra Ricardo Buryaile, Julio Cobos, Ximena García, Jimena Latorre, Lisandro Nieri, Pamela Verasay.

Por el oficialismo también hubo votos en contra de José Luis Gioja y Eber Pérez Plaza. También votaron negativamente los liberales José Luis Espert, Javier Milei, Victoria Villarruel y Ricardo López Murphy, y la tucumana Paula Omodeo (CREO).

En tanto los diputados Sabrina Ajmechet (Pro), Marcela Campagnoli (CC-ARI), Juan Manuel López (CC-ARI) y Marisa Uceda (FdT) se abstuvieron.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

La iniciativa, que fue girada al Senado para su sanción definitiva, establece la modificación a la Ley 24.449 sobre alcoholemia cero para la conducción de vehículos. Puntualmente el texto busca modificar el artículo 48 de la Ley de Tránsito, la que hoy contempla, para quienes conduzcan cualquier tipo de vehículo, una tolerancia de hasta 500 miligramos (0,5) de alcohol por litro de sangre.

El proyecto aprobado establece la prohibición de conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a 0 miligramos por litro de sangre en todo el territorio nacional. Actualmente, hay 10 provincias argentinas que tienen una legislación en este sentido.

El texto se consensuó entre numerosas propuestas presentadas por diputados de distintos bloques. No obstante, sólo tres legisladores -Jimena Latorre (UCR), Germana Figueroa Casas (Pro) y Maximiliano Ferraro (CC-ARI)- firmaron un dictamen de minoría que sugiere mantener el 0,5 g/l de alcohol en sangre, pero con un endurecimiento de las penas y sanciones de aquellos infractores que no cumplan con la normativa, basado en el modelo de Mendoza, provincia vitivinícola donde hay reparos a avanzar con la prohibición total.

Dictamen de mayoría y de minoría

Como titular de la Comisión de Transportes, el jujeño Jorge Rizzotti (UCR) explicó se está tratando una modificación a la ley de Tránsito (24.449), en su artículo 48 y remarcó que “este dictamen de Comisión es producto de un trabajo de acuerdo y compromiso de los representantes de todas las bancadas. Esto ha sobrepasado el trabajo improductivo que se da por la famosa ‘grieta’”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Esta ley es producto, fundamentalmente, del esfuerzo que hicieron quienes están en los balcones, la movilización y compromiso de muchas ONGs que hoy nos acompañan y que fueron quienes pusieron en el conocimiento de todos los diputados el objetivo de esta ley”, destacó Rizzotti y aclaró que “lejos está de ser una ley contra el consumo de alcohol. No tiene que ver con la prohibición no de beber, sino de no conducir cuando se ha consumido alcohol”.

Además, planteó que “el alcohol cero al volante es un paso de múltiples dimensiones, tanto para las personas como para la ciudadanía y también para el Estado”. En ese sentido, contó que “en el mundo hubo varios modelos sobre el consumo de sustancias psicoactivas entre las que se encuentra el alcohol. Usos cultuales, con penalización en algunos casos, con regulación, etc”.

“En la actualidad en los estados democráticos priman los abordajes terapéuticos y de control del uso de sustancias en usuarios y usuarias, que tienen perspectiva de derechos, coinciden con la premisa de la protección a la vida, en que el consumo de sustancia no es compatible con conducir vehículos”, señaló el radical.

También recordó que la Organización Panamericana de la Salud expresó que el uso nocivo del alcohol desafía el desarrollo social y económico de muchos países e informó que “el consumo de alcohol en América es de aproximadamente un 40% mayor que en el promedio mundial. En general se consume alcohol en un patrón que es peligroso para la salud. Este tipo de consumo se asocia con diversos daños a la salud y daño social”.

“El paso que hoy damos en la modificación de esta ley es un paso fuerte de extremo, un paso en un camino largo. Esta legislación intenta un cambio cultural, pretende luchar contra la violencia vial y configurar una práctica de conciencia y responsabilidad ciudadana. En términos andinos, ‘el buen vivir: el tránsito de la vida con respeto por uno mismo, los otros y la madre tierra’”, expresó el jujeño.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

En suma, contó que familiares y organizaciones expusieron sus “trágicas” historias de muerte “evitables” como resultado del manejo de conductores ebrios. “Hay demasiadas familias que han perdido a sus seres queridos por automovilistas que conducen en estado de ebriedad”, lamentó.

“Los hechos viales son la principal causa de muerte en jóvenes en Argentina. Estudios realizados por al Agencia Nacional de Seguridad Vial y SEDRONAR en el 2018 concluyen que quienes manejan, después de haber bebido, son en su mayoría hombres menores de 35 años. El consumo de alcohol previo a manejar se concentraba principalmente en jóvenes”, informó.

Y agregó: “La muerte por siniestros viales es la primera causa de decesos en menores de 35 años y la tercera sobre el total de la población. Se lleva la vida de 20 personas por día. En 2018 fueron 7000 víctimas fatales. En más del 50% de las muertes por siniestros viales el alcohol está presente”.

En ese contexto, informó que en los últimos años en labor legislativa “se ha visto nutrida de la presentación de diversos proyectos que apuntan a combatir tal afectación sobre la vida de las personas y la salud social. Proyectos de diputados de todas las bancadas, en un debate que se viene demorando año tras año y que hoy tenemos la posibilidad de ponerle un punto final”.

“Una sola gota de alcohol produce disminución de reflejos, acelera la frecuencia cardíaca y respiratoria. Solo beber una gota de alcohol es incompatible con el hecho de conducir en forma segura”, resaltó el radical y explicó que la Ley actual establece que se puede conducir con hasta 0,5% de alcoholemia en sangre.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“La muerte por siniestros viales es la primera causa de decesos en menores de 35 años y la tercera sobre el total de la población. Se lleva la vida de 20 personas por día. En 2018 fueron 7000 víctimas fatales. En más del 50% de las muertes por siniestros viales el alcohol está presente”.

En ese sentido, comparó que en algunas provincias la exigencia del alcohol 0 “ya es una realidad”, como en las provincias de Jujuy, Córdoba, Salta, Tucumán, Río Negro, Entre Ríos y Santa Cruz. Y ciudades como Mar del Plata, Neuquén, Posadas y Santa Fe.

“En Jujuy, desde la entrada en vigencia en 2018 de la ley de tolerancia cero de alcohol y estupefacientes para conductores, se redujo en un 62% la cantidad de fallecidos en siniestros con conductores alcoholizados, y aumentó casi un 60% la cantidad de controles de alcoholemia en la provincia”, comentó.

Y cerró: “La sanción de una ley de prohibición absoluta de consumo de alcohol en conductores debe venir de la mano de una política estatal de fomento de la educación vial, la profundización de los controles y fiscalización de conductores, y la distribución de la aparatología necesaria para el control. Factores imprescindibles para consolidar un cambio cultural e inculcar buenas prácticas de manejo”.

“La medida de alcohol cero es la que podemos adoptar ante una problemática que ya no puede atacarse con normas intermedias, ya que han fracasado”, remarcó Rizzotti.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

La vicepresidenta de la Comisión de Transportes, la bonaerense Jimena López (FdT), sostuvo que hace más de 10 años que se viene peleando la ley y agradeció a los miembros de las organizaciones y familiares de víctimas por las exposiciones y por contar sus historias, al tiempo que consideró que “es un día de reparación para aquellos padres que han perdido un hijo”.

La oficialista procedió a leer un documento del Concejo Federal de Seguridad Vial: “Nosotros y nosotras, representantes de las provincias de la República Argentina, reunidas en el marco del Concejo Federal de la Seguridad Vial en la Ciudad de Posadas, Misiones, y en la ocasión de la 18 Asamblea del Concejo Federal de Seguridad Vial, proyecto nacido, sostenido y defendido por más de 10 años del seno del Concejo de Seguridad Vial en forma conjunta con las asociaciones civiles, reconocemos el impulso dado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial al proyecto de ley de alcohol 0 que se trata en el Congreso Nacional y que obedece al impulso que desde hace años viene aportando nuestro Concejo. Reconocemos el papel de las diferentes organizaciones del tercer sector, especialmente a aquellas ONG’s de familiares y víctimas de siniestro viales en acompañar las diferentes reuniones de comisiones”.

Luego de la lectura, López agradeció “enormemente” el trabajo realizado por las organizaciones y advirtió que “la primera enfermedad social que tenemos en la Argentina es el consumo de alcohol. El alcohol es la droga legal más vendida em el país”, y planteó ponerlo en otros plexos normativos: “Hay que impulsar la prohibición total de la venta de alcohol en menores de 18 años, el consumo, el tratamiento, la concientización de las campañas, particularmente creo que la educación es la gran herramienta para la transformación que tenemos como sociedad”.

“Cuando hablamos de alcohol cero que ha sido un proyecto de consenso, pero no libre de conflictos, tenemos que tener en claro que manejar con alcohol en sangre ya es un problema en sí, que en muchas ocasiones tendrá la entidad suficiente para generar problemas aún más graves. El alcohol al volante mata”, advirtió la bonaerense.

Además, resaltó que “esta modificación lo que viene a poner a la especulación del consumo, de si una copa, media copa. Nosotros consideramos que tenemos que tener una tolerancia cero al consumo de alcohol para quien vaya a subirse al vehículo por la responsabilidad que tiene que tener por las personas que traslada y la responsabilidad que hay que tener con el tercero que está por fuera de ese mundo interno que representa un vehículo”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Es un problema y hay una realidad porque cuando hablamos de las cuestiones especulativas del consumo de alcohol nadie puede decir a ciencia cierta el impacto que puede tener una o media copa, si es hombre o mujer, al peso, al consumo de drogas legales. Ese consumo especulativo afecta las facultades para manejar”, opinó López.

Respecto a las diferencias sobre el porcentaje en sangre del dictamen, explicó que “se trata de una droga legal y las drogas legales necesitan estar legisladas. Para cualquier manejo de maquinarias la tolerancia es 0”, y preguntó: “¿Por qué para manejar un auto podríamos tomar un mínimo de alcohol? ¿Cuál sería el fundamento positivo que habilitara manejar, aunque sea con un consumo mínimo? que tenemos alteradas las facultades de reflejos y podemos matar a alguien”.

“¿Cuál sería el fundamento de tener una conducta especulativa y no tratar de educar a quienes manejamos?”, volvió a preguntar y lanzó: “Es una cuestión que hay que plantearse antes de dar cuestiones de opinión. Es objetiva la biología en nosotros y no actúa de toda manera igual. Lo mismo cuando dicen que los alcoholímetros podrían detectar alcohol orgánico, eso es una burrada no hay posibilidad. Antes de generar cuestiones que lleven a la confusión, tenemos que trabajar en la educación. Es necesario que la licencia de conducir se equipare a la de un profesional. Hace 25 años que en nuestro país el carnet profesional defiende la alcoholemia cero”.

En tanto, subrayó que la siniestralidad tiene un costo económico y preguntó: “¿Tienen idea la cantidad de gente con discapacidad por siniestralidad vial? ¿El costo en el impacto en nuestro sistema que genera no tener educación vial?”. Además, exigió que los municipios deben controlar en la nocturnidad y poner multas más altas y cerró: “La justicia es discrecional cuando alguien mata arriba de un auto porque las herramientas están, el problema es que la justicia es selectiva y lo vimos en algunas situaciones donde quien mató alcoholizado tenía los recursos y ahora está libre”.

De la vereda de enfrente, la diputada mendocina Jimena Latorre (UCR) respaldó su dictamen de minoría al señalar que “abordar un tema tan serio y sensible sin la responsabilidad del caso nos hace caer en la demagogia, en la mezquindad de utilizar demandas sociales legítimas para levantar slogans, pero no para cumplir con nuestro trabajo que es legislar sancionando leyes que sean herramientas de transformación de esas realidades, y que sean soluciones a esas demandas sociales”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“En este debate partimos de un acuerdo, la obligación del Estado reducir la siniestralidad vial”, afirmó Latorre y luego explicó: “El desacuerdo lo tenemos en cómo, y vuelvo entonces a la dicotomía que se presenta en realidad o relato, política efectiva o demagogia”.

En suma, declaró: “Si no somos capaces de pasar los proyectos que convertimos en ley por el tamiz de la eficiencia y eficacia; si no somos capaces de analizar la relación de medio a fin de cada una de las políticas que diseñamos; si no somos capaces de hacer una evaluación de resultados posibles, deseados y cumplibles en cada uno de los métodos que proponemos, entonces no somos capaces de legislar dando soluciones a los argentinos y tenemos que aceptar que estamos acá cambiando para que nada cambie”.

“Es demagogia cambiar la tolerancia del alcohol en sangre permitida para conducir, sin cambiar las sanciones para el que infrinja tal tolerancia. Es prohibir sin posibilidad de castigar”, disparó la mendocina e indicó: “La modificación de un sólo artículo de la Ley 24.449 es lo único para lo que alcanzó la madurez del acuerdo. El acuerdo sobre un título, un slogan, y no sobre una política eficiente, no para una solución a la siniestralidad vial. Realmente es lamentable, porque coincidiendo en la necesidad de abordar la problemática y darle una solución elijen el camino facilista y el de la mentira”.

En esa línea, planteó que “hubo al menos diez proyectos en la comisión, entre ellos el que presenté con mis colegas mendocinos de JxC y es dictamen de minoría”, y explicó: “Propuse algo probado, de resultados comprobables con datos oficiales. Propuse lo que en mi provincia demostró que mejora los resultados, que se encamina en el sendero de reducir progresiva y sostenidamente esas víctimas que queremos evitar”.

“Es demagogia cambiar la tolerancia del alcohol en sangre permitida para conducir, sin cambiar las sanciones para el que infrinja tal tolerancia. Es prohibir sin posibilidad de castigar”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Hoy Mendoza está entre las provincias con menor siniestralidad vial del país, otras con Tolerancia 0, como Córdoba, Santa Fe, Río Negro, Jujuy, Salta, por ejemplo, tiene mayores índices de accidentología y de víctimas fatales”, ejemplificó.

A su vez, afirmó: “Esos resultados son producto de políticas integrales y de gestiones eficientes” y detalló: “En Mendoza en 2018 modificamos la Ley de Tránsito y la política fue de endurecimiento de las sanciones, pero consecuentemente también la gestión se esforzó en que esas sanciones fueran efectivas y para ello se reforzó la educación, la concientización, pero también y sobre todo el control y la sanción. Se dotó al personal policial de los recursos para hacer efectivos esos controles y se crearon los Juzgados de Tránsito necesarios para hacer efectivas esas sanciones”.

“Cambiar para que nada cambie significa que la alcoholemia 0,2, 0,5 o 1,5 en la práctica será sancionada igual. Que las reincidencias van a seguir siendo irrisorias y va a seguir dando igual cuantas veces se infringe esa ‘Tolerancia 0’. Que un Juez va a seguir teniendo la facultad de cambiar la pena de arresto por trabajo comunitario. Que las multas no van a dolerle al bolsillo de los infractores. Y que quien trasgreda esa tolerancia 0 no va a quedar inhabilitado para conducir y por ende podrá seguir poniendo en riesgo a los demás”, apuntó.

En tanto, defendió su iniciativa: “Los que queremos que algo cambie, propusimos cambiar todo esto: agravar las reincidencias; aplicar la inhabilitación como accesoria en todos los casos; agravar las sanciones, elevando los mínimos y los máximos y hacerlas concurrentes; terminar con la posibilidad de que la interpretación de un juez cambie una sanción ejemplificadora y disuasiva por una suspensión o trabajo comunitario; eliminar los atenuantes”.

“Pretendo nada más y nada menos que la aplicación de recetas que funcionan en provincias como Mendoza y en otros países del mundo”, solicitó la diputada y aclaró: “Mi postura no está relacionada con provenir de una provincia vitivinícola, son discusiones que van por carriles separados, las economías regionales están vapuleadas por muchas otras medidas de este gobierno”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Para finalizar imploró “que prime la vocación de transformación y con responsabilidad cambiemos lo que no funciona, creemos un régimen disuasivo del riesgo, del daño y demos herramientas para castigar efectivamente al infractor”.

“Probablemente no sirva hoy para las fotos, pero sirva para que haya cada vez menos fotos de accidentes fatales. No les sirva para el slogan, pero nos sirva para tener la tranquilidad que hicimos nuestro trabajo, legislar para una sociedad mejor”, remató Latorre.

La palabra de los diputados

En la ronda individual, la bonaerense Marcela Passo (FdT) consideró que es un proyecto “en búsqueda de un cambio cultural que debemos atravesar para lograr un nivel de conciencia social para decir que no es que se está prohibiendo el consumo de alcohol, sino que quien consume no cometa el error e irresponsabilidad de conducir un vehículo porque pone en riesgo su vida y la de los demás”.

Además, ponderó la labor de las organizaciones que convirtieron “su dolor en lucha”, lo que consideró como “ejemplificadora” porque vienen “años luchando para evitar que lo que a ellos les ocurrió, no le pase a nadie más. Pusieron como faro en común salvar vidas, generar conciencia y educar con sus acciones”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

En respuesta a la diputada preopinante, aclaró que “no estamos votando slogan, es una herramienta importante que nos va a ayudar a traccionar el cambio cultural. No va en contra de nadie, sino para que tomemos conciencia. Entre 14 y 20 personas fallecen en el día por siniestros viales y 1 de cada 4 está relacionado con el consumo de alcohol. Está más que demostrado que reduce la motricidad, la visión, la capacidad de actuar y de pensar y la atención”.

Passo pidió ver lo que ocurre en otros países y ejemplificó con Brasil, Paraguay y Uruguay: “Hasta un 35% de reducción de las fatalidades por siniestros viales. En cada país y en algunas de nuestras provincias, los conductores viales modificaron sus conductas, pero no hubo impacto negativo sobre la producción de alcohol ni el consumo”.

En el mismo sentido, la diputada del Pro María Luján Rey reiteró que los siniestros viales son la “principal” causa de muerte de jóvenes en el país y la “incidencia del alcohol es amplia y determinante”.

La diputada, apeló a los datos del Ministerio de Transporte de la Nación y comentó que “casi el 24% de los conductores que participaron en un siniestro vial tenían alcohol en sangre. Y el 83% de ellos entre 0,01 y 0,5%”, y destacó que el cambio que se propone “está en sintonía con las recomendaciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas”.

“Las estadísticas demuestran que la prohibición de alcohol para conducir conlleva una importante disminución en los siniestros y consecuencias y no trajo ningún prejuicio negativo en la industria del vino, ni en la gastronomía, ni en el turismo ni en las economías regionales”, precisó y resaltó que el proyecto tiene como propósito “cuidar la vida”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

A su turno, el oficialista Daniel Arroyo opinó que “la actual década en la Argentina es la década del cuidado. Gran parte de las leyes que se discuten en el mundo y que discutimos acá en el Congreso es sobre cómo cuidar. Cómo cuidar a los niños y a los adolescentes, cómo cuidar del conflicto y del consumo de droga, y de cómo cuidar la vida. Y me parece a mí que esta ley apunta a cuidar la vida, y ese es el principal valor”.

“Claramente es una ley que apunta al cuidado de la vida de los demás, de la propia, partiendo de la base de que el consumo de alcohol, aunque sea en mínima proporción, limita las capacidades de quienes manejan un auto”, describió y agregó que “además de representar la lucha, representa un avance claro en torno al cuidado, al acompañamiento, y el respeto de la vida de los demás.

Y expresó: “Entiendo a los que creen que sea demasiado, alcohol cero, lo comprendo, pero está claro que el Estado nacional tiene que dar un mensaje claro: si uno toma no debe manejar”. “Aquel que asume la responsabilidad de conducir, tiene que conducir de manera segura y no tiene que tomar alcohol si va a conducir”, sostuvo.

“Es muy evidente que gran parte de los siniestros que ocurren suceden por factores que van más allá de hechos fortuitos, más allá de dinámicas que tienen que ver con otras condiciones viales y que tiene mucho que ver con el consumo de alcohol”, señaló Arroyo, pero planteó: “No focalizaría solo en los jóvenes, tengo claro que las estadísticas sobre el consumo de alcohol y los siniestros viales en los jóvenes son altas, pero no me quedaría solo con este tema. Es una responsabilidad colectiva general, que hace a los jóvenes, y a los que no son jóvenes, y es una obligación de nuestro Congreso Nacional de aquellos que dictamos leyes decir que tenemos la posibilidad acá de salvar muchas vidas si apuntas que efectivamente quien consume alcohol no maneje un auto”.

Además de describir las consecuencias que produce el alcohol, consideró que “necesitamos campañas comunicacionales, aunque yo no pondría todo el acento solo en los medios de comunicación, sino también en las escuelas”. “En esencia lo que creo claramente es que estamos dando un mensaje muy claro, el Congreso nacional parte de la base de que hay que salvar vidas, y una forma de hacer esto es decir con claridad que si uno toma alcohol no debe conducir”, cerró.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

El exministro de Transportes de la Nación, Florencio Randazzo (Identidad Bonaerense) manifestó: “Cuando hablamos de seguridad vial estamos hablando ni más ni menos que de la vida o de la muerte. La principal causa de muerte de los menores de 25 años no natural son los siniestros viales, valga si tiene importancia o no debatir este tipo de cuestiones”.

“Esto es lo que acerca la política a la demanda que tiene el hombre común, cosa que muchas veces está absolutamente alejada”, criticó y recordó que cuando asumió en el Ministerio del Interior había una dirección de Seguridad Vial que “ni siquiera dependía de Transporte. Y por decisión política creíamos que era un tema muy importante para darle una mayor relevancia. Y así creamos una institución que es la Agencia Nacional de Seguridad Vial”.

Por otro lado, reiteró que “es fundamental entender que la política necesita gestión, la gestión es la que mejora la vida de la gente, no hay ninguna otra forma. Si hay algo que ha divorciado a la política de la sociedad es la falta de gestión. Y qué es la gestión, resolverle, hacerle más fácil la vida a la sociedad”.

“Y en ese sentido, creamos por ejemplo la Licencia Única Nacional de Conducir, había más de 2.000 licencias en la Argentina. Y empezamos a garantizar un proceso de trazabilidad, con nueva tecnología”, destacó y sumó: “Creamos el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito, donde centralizamos todas las infracciones en todo el país. Se creo el Observatorio Vial de Seguridad Vial para ver qué tipo de infracciones, qué tipo de siniestros y tomar medidas correctivas”.

“Trabajamos en las cinco causas que producen el 90% de los siniestros viales en la Argentina, empezamos con un Plan Nacional de Radarización. Y en la concientización del uso de casco”, enumeró e insistió: “Todo esto fue por decisión política de nuestra gestión. Y por supuesto quisimos avanzar en el tema de control de alcoholemia y empezó a haber una percepción del riesgo. Los resultados fueron buenísimos. Si uno mira las estadísticas en el 2008 había 11,7% cada 100 mil habitantes fallecidos, en el 2013 10,08%”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Por último, expresó: “La ley de Alcohol Cero es una ley muy sencilla, hace 10 años que presentamos esta ley y pudieron más los lobbies que este Parlamento, y hay un solo interés a defender, uno solo ante toda duda, que es el interés de la vida. Celebro la media sanción de esta ley para que finalmente redunde en mejor seguridad vial para todos los argentinos”.

En su disertación, el oficialista Eduardo Toniolli cuestionó a quienes están en contra del dictamen: “Hemos escuchado argumentos denostando esta iniciativa, otros relativizando los posibles efectos benéficos de la aplicación de esta norma. Algunos de estos argumentos señalan que en caso de aplicarse esta norma podría darse una caída importante de la venta de alcohol y por consiguiente una afectación a la industria vitivinícola, que puede generar un cierre masivo de locales gastronómicos”.

“Estos argumentos no se condicen con lo que termina pasando en las jurisdicciones, distritos o países donde se viene aplicando esta norma, por una simple razón, porque esta norma no es una ley seca, es una ley que promueve la disociación entre la ingesta de alcohol y la conducción de vehículos. Algo que ya existe en nuestro país hace 25 años para los conductores profesionales, porque no exigirle lo mismo a quienes transportan a seres queridos, familiares y afectos”, sostuvo Toniolli.

“Otro argumento, ya del orden de lo técnico, es que la aplicación de esta norma va a generar una catarata masiva de falsos positivos, con la consiguiente judicialización. Primero que esto no se condice tampoco con lo que esté pasando en ninguno de los distritos donde se está aplicando, y segundo dejemos los tecnicismos para las reglamentaciones, para quienes tienen que hacer operativas estas normas.”, aclaró y finalizó: “Todos estos argumentos quedan pequeñísimos frente a lo que estamos haciendo acá, que es estar haciendo historia. Estamos haciendo historia. Por eso para nosotros no es ni 0,1 ni 0,2 es alcohol cero porque queremos eliminar la especulación. El que bebe no puede manejar, y el que maneja no tiene que beber. Es alcohol cero”.

Por el contrario, el liberal José Luis Espert lanzó: “Dado que estamos hablando de coartar libertades, por ejemplo, de consumir 0,5 a 0, me parece que hay que hablar de números. En este caso estamos hablando de una ley que va a bajar el máximo de alcohol en sangre de 0,5 a 0 solamente para conductores particulares y en rutas nacionales o de jurisdicción federal, porque en el caso de conductores profesionales ya está en cero”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Y en realidad son las provincias las que ya fijan y deben seguir fijando los límites al consumo de alcohol, asique estamos hablando de una ley muy acotada”, consideró y sumó: “El informe ejecutivo sobre alcoholemia federal del Ministerio de Transporte, muy poca información, en los cuales surge que no hay una diferencia significativa en la cantidad de conductores con alcohol cero entre las provincias con leyes de alcohol cero, y la cantidad de conductores con alcohol cero en provincias donde no hay leyes de alcohol cero”.

En tanto, criticó: “En el informe no hay ninguno dato ni siquiera tentativo en la relación entre los porcentajes de personas con alcohol cero o no en sangre y la siniestralidad”. También remarcó que “en el anuario estadístico de seguridad vial se muestra que obviamente que conducir muy alcoholizado conlleva al aumento en el riesgo de accidente, pero no está para nada demostrado que bajar de 0,5 a 0 en sangre tenga alguna efectividad sobre la siniestralidad, que es lo que nos preocupa realmente. Sí se muestra en este Anuario Estadístico que la alcoholemia y los estupefacientes están en el lugar número 9 de 12 en el tipo de infracciones registradas en el 2019”.

“Australia, que es uno de los países más seguros en cuestiones de seguridad vial, no tiene alcoholemia cero. Según señala un informe de Luchemos por la Vida, el foco de varias de estas iniciativas fue mejorar el comportamiento de los conductores a través de medidas como la perdida inmediata de licencia por exceso de velocidad, conducir algo alcoholizado, controles viales aleatorios y de consumo de droga”, ejemplificó Espert.

A su vez, consideró que “legislar sobre el alcohol cero por supuesto es barato y gratis. No pasa por esto la solución a los problemas de los accidentes de tránsito, si no por mucha más educación vial, muchas más autovías en lugar de rutas comunes, y de esta manera el Estado, la actividad política, realmente estaría comprometida con la solución de los problemas de los ciudadanos que nosotros representamos”-

“Por lo tanto, no me parece que esté demostrado con las estadísticas a mano que bajar el consumo de alcohol de 0,5 a 0 vaya a reducir drásticamente la siniestralidad”, concluyó.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

En el mismo sentido,  se manifestó el mendocino del frente de Todos Eber Pérez Plaza quien expresó: “Yo si tengo algunas diferencias por marcar. Yo no creo en las prohibiciones, si en las regulaciones, en la generación de conciencia, la educación y trabajar por una necesidad de cuidar la vida. Nada va a curar el dolor de una mamá que perdió al ser más querido. Tenemos que trabajar en base a esto, pero no tiene que ver con la prohibición, sino con regulación, con endurecer penas, con trabajar de distintas formas”.

“Comparto y respeto el espíritu esencial de la ley, pero tengo que pensar como productor, como gente que represento al sector agropecuario, como cada una de las bodegas que sigue desarrollando una actividad en la provincia que es vitivinícola. Tenemos que seguir trabajando por equilibrios y por una realidad que cambie y tratar de tener menos hechos de accidentes viales”, coincidió, pero cuestionó: “Por eso tenemos que seguir trabajando de manera conjunta. No es poner palos en la rueda, simplemente es una forma distinta y es una postura y en que los resultados sean mejores”

“No buscando prohibiciones, sino regulaciones. Hay otras alternativas. Tengo otra mirada y ojalá nunca más lamentemos la pérdida de seres queridos, pero no creo que esta sea la forma”, insistió.

En el uso de la palabra, el economista Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) opinó que “hay una discusión de cuál es la legislación más apta para lidiar con los problemas de siniestralidad vial que obedecen a distintas razones”, y describió: “Tienen que ver con la educación vial, con las regulaciones, que tienen que ver con las penas”. En este último punto, cuestionó que el dictamen de mayoría “muestra que no se pudo avanzar en un tema complejo como éste porque el artículo no contempla todos esos aspectos, incluso de infraestructura que es un tema central”.

Para el porteño la “clave” está en el control de los episodios de alcoholemia y consideró que “es un problema de gestión, de educación vial”, y reiteró: “No fuimos donde están las penalidades y la clave está ahí, en la gestión y en la educación vial. Esta legislación no usa la evidencia de forma correcta, es unilateral, no recoge correctamente la experiencia internacional y nacional, no pone el énfasis donde debería estar como infraestructura, regulación de transporte de carga”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Es insuficiente, inadecuada y tiene ese sabor buenista. El tema lo vamos a resolver si enfrentamos lo que es penas, educación vial, regulaciones sobre transporte de carga, de infraestructura. Para todo eso hay que llegar a consensos y hacer una ley de más de un artículo que es puramente declarativa”, criticó López Murphy y adelantó el voto negativo al dictamen de mayoría, pero si al de minoría en caso de que prospere.

En su alocución, el titular del interbloque Provincias Unidas, el rionegrino Luis Di Giacomo, subrayó que “en la Argentina la siniestralidad vial es la principal causa de muerte en personas menores de 35 años. También es cierto que de acuerdo a estudios que se han encarado en los últimos 25 años, estudios internacionales, se correlaciona siempre el consumo de drogas legales e ilegales, entre las cuales la predominante es el alcohol, en accidentes. Accidentes de tránsito, laborales y doméstico. Por lo tanto, ahondar en detalles respecto de esta situación que está avalada científicamente no vale la pena”.

“Hoy hemos escuchado algunos colegas que opinaron desde su formación económica, economistas que se auto adjudican ser gurúes, que son consultados por los distintos medios, y que cuando les tocó estar frente al Estado no pudieron demostrar que esas supuestas teorías tenían resultado, porque los últimos 70 años así nos lo vienen demostrando”, lanzó con críticas a López Murphy y también cuestionó el discurso de Espert: “Y escuchamos a un diputado preopinante el cual no encontraba estudios que digan que entre alcohol 0,5 y alcohol 0 había diferencia estadísticamente significativa. Es cierto, no las hay en determinados tipos de accidentes, sí las hay en accidentes por ejemplo con motos”.

El santafesino Roberto Mirabella expresó: “Estoy convencido que tenemos que realizar todas las acciones necesarias y posibles para prevenir los accidentes de tránsito, y hoy con este proyecto que estamos tratando, estamos dando un paso adelante en generar conciencia en que no se tolere el consumo de alcohol mientras se conduce un vehículo”.

“Leyendo los datos estadísticos, si tomamos los últimos 20 años es probable que tengamos cerca de 150 mil personas fallecidas por accidentes de tránsito. Más o menos las muertes que produjo la bomba atómica de Hiroshima. Es conmovedor hablar de estas cosas“.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Es un compromiso importante el que se toma el Congreso de la Nación, y ojalá podamos debatir y discutir el homicidio vial, para poder incorporarlo en el Código Penal. No porque creamos que tenemos que ser más punitivitas si no porque no está así establecido en el Código Penal. Esto es muy simple, si vas a conducir no tenés que tomar, y si tomas no tenés que conducir”, manifestó.

Contrariamente a su par de bancada y coterráneo, Adolfo Bermejo respaldó la iniciativa y explicó: “Vengo como diputado de una provincia vitivinícola que es la actividad que más riqueza genera en la provincia. Vengo con mucha convicción a apoyar este proyecto porque hace 10 años atrás en el Senado presentaba un proyecto de estas características”.

El oficialista, lamentó “haber escuchado algún legislador y legisladora que utilizaron la palabra demagogia. Era innecesario ese calificativo, porque podemos estar de acuerdo o en contra de la ley, es normal, pero semejante calificativo me parece que no hacía falta”

“No es una ley seca como se dijo, no es una ley de vino cero, es una ley de tolerancia cero de alcohol al manejar, en todo caso sería una ley de cerveza cero, vodka cero, gin cero, fernet cero, no solamente de vino. Simplemente se trata de no tomar alcohol si manejas para reducir accidentes y riesgos. Es un gran salto en la defensa de la vida”.

 El titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, celebró estar debatiendo el tema porque “hace más de 10 años familiares de víctimas entran y salen del Congreso pidiendo por esta ley. Más de mil argentinos mueren por año producto de conductores alcoholizados. La mayoría se da en la provincia de Buenos Aires”.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“1 de cada 4 accidentes en el país está asociado a esta problemática y eso que hace tiempo, muchos de nosotros, venimos comprometidos para trabajar para que esta ley salga. Esto solo no alcanza, falta concientizar, falta entender que tenemos que avanzar como sociedad, falta que discutamos que en realidad no se afecta a ninguna industria”, planteó Ritondo.

Y opinó: “Si afectar a una industria para defender una vida, igual tendríamos que votarlo. No se trata de anteponer ninguna posibilidad de la industria delante de la vida de la gente, es entender que volante más alcohol es muerte, es perder un ser querido porque todos sabemos que tomar y ponernos al volante es convertir el auto en un arma porque se pierde la visibilidad. Y que los que manejen alcoholizaos y drogados y maten vayan presos, hay que modificar el Código Penal”.

En último lugar, cerró el debate el titular de la Comisión de Seguridad Interior, Ramiro Gutiérrez, resaltó que “es una política empática, pero también es una política responsable basada en evidencia con una finalidad clara que es mejorar la seguridad vial en el país”, y ponderó: “Es un proceso que pueden identificarse cantidades de acciones de organizaciones que anhelan un cambio social y político”.

Fuente: parlamentario.com

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Nacionales

Aparecieron en el Río Paraná peces habituados a aguas heladas

Publicado

el

Emiliano Almada, que vive en una pequeña localidad del sur de Santa Fe, es uno de los dos pescadores que encontraron salmones; expertos investigan cómo llegaron hasta ahí.

Emiliano Almada es pescador, tiene 33 años y se dedica a este oficio desde los 9. Vive en Fighiera, una pequeña localidad costera de 5000 habitantes del sur de Santa Fe. Cada día antes del amanecer, con frío o con calor, sale al Paraná con sus redes a buscar lo que el río puede ofrecer, para luego venderlo a pescaderías o acopiadores de la zona. Pero la rutina que practica desde años se rompió el pasado martes, cuando detectó que en vez de los sábalos que siempre aparecen había enredado en las mallas un pez muy grande que nunca había visto: se trataba de un salmón, una especie originaria del hemisferio norte habituada a aguas heladas y no al cauce templado del Paraná.

“Estaba con mi hermano en la lancha y veo una pieza enorme, de unos 12 kilos. Me di cuenta que era un salmón porque otro muchacho había sacado uno igual hacía unos días y yo había visto las fotos. Nunca había visto un pez así” relata Emiliano, quien describe al animal como “muy pesado, macizo, con dientes visibles y un tipo de escama que llama la atención”.

El hallazgo es muy raro, pero no es inédito. Pocos días atrás otro pescador de la zona sacó un ejemplar de salmón a apenas 500 metros del lugar donde pescaba Emiliano. Según explica Andrés Sciara, decano de la facultad de Bioquímica de la Universidad Nacional de Rosario y exdirector del Acuario del río Paraná, se trataría en principio de ejemplares de salmón chinook, una especie comercial introducida en la Patagonia chilena con fines comerciales hace décadas que, por sus hábitos migratorios, con el tiempo fue invadiendo otros cursos de agua de la región.

Una pieza de colección

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

La aparición de una especie completamente ajena al ecosistema de la cuenca del Paraná es un episodio raro y los pescadores son conscientes que, cuando eso pasa, deben preservar al animal y avisar a algún centro científico o autoridad para que se lo estudie. “Yo había escuchado que al otro salmón lo habían guardado bien, por eso cuando llegué a mi casa lo lavé, no lo destripé ni nada y lo puse en el freezer para congelarlo enseguida y que puedan estudiarlo”, dijo Emiliano, que entregará la pieza a especialistas del Acuario del Río Paraná en estos días.

La pregunta del millón es: ¿cómo llegó al tramo medio del Paraná un animal originario del hemisferio norte? Emiliano reconoce que “no tiene ni idea” y que pensó que era chino. “Después me enteré que dicen que son chilenos, pero la verdad en mi vida vi un pescado así y además salieron dos en el mismo lugar, puede ser que venga un cardumen atrás. Mi intuición me dice que debe haber más dando vueltas, porque cuando sale un pescado raro suelen salir más”.

Según Sciara, ya hubo registros de esta especie en la Patagonia argentina, como resultado de escapes de las siembras de salmones comerciales que se hicieron en Chile a partir de los años 80 del siglo pasado. “Son animales que se reproducen en ríos y luego salen al mar, migran y encuentran cauces o ríos nuevos en los que entran, buscando lugares adecuados para reproducirse”.

Para el experto “en algún momento iban a empezar a aparecer” en la cuenca del Plata, aunque las características del Paraná no son las adecuadas para esa especie originaria de zonas frías. “Tanto la temperatura del agua como la presencia de sedimentos no son las adecuadas para su ciclo reproductivo y es de esperar que no puedan reproducirse en nuestra cuenca. Si bien ya se han reportado algunas apariciones, siguen siendo episodios muy raros y aislados”, detalla.

Identikit

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Una vez en el Acuario del río Paraná, ubicado en la costa rosarina, los científicos de ese centro de estudio podrán identificar con precisión no solo la especie a nivel genético, sino también la procedencia de esos animales. “Está claro que no nacieron acá, sino que vinieron migrando, son migradores importantes que buscan expandirse. Tienen que haber entrado por el Río de la Plata y luego remontaron el cauce buscando algún lugar con pocos sedimentos y con aguas claras, que es algo que no van a encontrar acá”, agregó.

En el Acuario, además de pesarlos y medirlos, abrirán los dos ejemplares para comprobar si son hembras o machos y recabar más datos sobre su alimentación y su edad. Los estudios genéticos —que demoran varias semanas— ayudarán a determinar si están emparentados entre sí.

Para el exdirector del Acuario es clave que los pescadores hayan guardado las piezas y hayan reportado su aparición, tanto para beneficio del ecosistema como del sistema científico, que puede estudiar su procedencia.

Un peligro para la fauna local

La llegada por accidente o por acción voluntaria del ser humano de especies de otras geografías a ecosistemas locales viene con una carga de tensión ambiental importante. Así lo explicó Sciara en relación a los salmones en el Paraná, ya que como todos los salmónidos, el salmón chinook es un gran invasor y un gran predador de la fauna autóctona.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Los salmones están entre los 100 animales invasores más peligrosos para los ecosistemas nativos, por eso cuando se siembran salmones en cualquier lado, los biólogos se agarran la cabeza. Son muy agresivos con la fauna local, tanto con los peces como con los pequeños vertebrados, son grandes predadores”, apuntó.

Los salmones chinook ya fueron descriptos como una especie invasora en los ríos de la Patagonia, donde compiten con especies nativas. Al no tener depredadores naturales, su población puede aumentar muy rápido y desplazar a las especies autóctonas, con las que compite por lugares de reproducción y alimentación. Fueron introducidos en el sur chileno por su alto valor económico, turístico y culinario.

Fuente: lanacion.com.ar

Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos