Seguinos

Nacionales

Massa llega al Gobierno concentrando poder y avalado por todos los sectores del peronismo

Publicado

el

Con el apoyo de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados será un superministro que manejará Economía, Producción y Agricultura

En la tarde del jueves 28 de julio Sergio Massa concentró todo el poder que podía concentrar dentro del gobierno nacional. Nunca antes había tenido tanto, pese a su influencia en las decisiones de la cúpula presidencial. Su nombramiento como ministro de Economía, Producción y Agricultura, decidido después de largas negociaciones con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, es el certificado de su propio triunfo.

El presidente de la Cámara de Diputados se convirtió en la única esperanza del peronismo para intentar enderezar la gestión. Por eso no sorprende la presión que ejercieron los gobernadores del PJ en el inicio de la jornada de ayer y el respaldo que le dio la Confederación General del Trabajo (CGT) pocas horas después de que se confirmara su desembarco en el Gabinete.

Massa había quedado muy golpeado cuando el domingo 3 de julio llegó a su final. Ese día hubo intensas negociaciones para que se haga cargo de la Jefatura de Gabinete y controle los principales resortes de la economía. No sucedió. Fernández no le quiso dar tanto poder y resistió. En esa encrucijada, resolvió, en un acuerdo con la Vicepresidenta, que Silvina Batakis reemplace a Martín Guzmán.

Batakis fue la pieza que pudo unir un jarrón que está roto hace mucho. El punto de acuerdo entre Alberto y Cristina después de cuatro meses sin hablarse. Tomó el timón del ministerio de Economía con una disparada del dólar libre y el riesgo país en alza, pero con la firme convicción de realizar un ajuste fiscal y cumplir con las metas pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Fue la titular del Fondo, Kristalina Georgieva, la que el último lunes, después de reunirse con la ex ministra de Economía, destacó “los esfuerzos iniciales para fortalecer la sostenibilidad fiscal” y habló de una reunión “productiva”. Fue una buena señal para el Gobierno, que había arrancado la jornada con el dólar libre en $338 y luego de una semana con los mercados completamente alterados.

Batakis duró en su cargo 25 días, contando el jueves, cuando luego de dos horas de reunión con Alberto Fernández, puso su renuncia a disposición y le dejó en claro al Presidente que no tenía intenciones de seguir en el ministerio, bajo la órbita de Massa.

Lo mismo hizo Daniel Scioli, que estuvo 44 días al frente del ministerio de Desarrollo Productivo, del que había sido desplazado Matías Kulfas. El Presidente le ofreció a Scioli ocupar el ministerio de Turismo y Deportes, que conduce Matías Lammens. El ex gobernador bonaerense no aceptó.

Scioli vino a la Argentina para prestar ayuda en un momento complejo del Gobierno, porque Kulfas fue echado por la presión pública que ejerció Cristina Kirchner, y en medio de un momento donde la interna entre la Casa Rosada y el kirchnerismo estaba desmadrada. Cuando el Jefe de Estado le ofreció el ministerio de Turismo, optó por volver a Brasil, a ocupar la embajada argentina. Gracias, pero no.

El ex vicepresidente tiene, desde hace años, una relación tensa con Massa, que ambos intentaron limar después de su llegada al Gobierno. Pero no hubo demasiados cambios. Hay un objetivo que comparten los dos y que, a partir de hoy, uno parece estar un paso más cerca que el otro de cumplirlo. Massa y Scioli quieren ser candidatos a presidente del peronismo.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

La conversión de Massa en un súper ministro le abre la puerta a una proyección más clara para el 2023. Pero tiene que sortear un sinfín de escollos que se le presentarán en la gestión de un país con escasez de dólares, una inflación galopante y una brecha cambiaria amplia. Además de ser parte de un Gobierno que perdió credibilidad y confianza a borbotones durante los últimos meses.

Justamente Massa, según entienden en todos los campamentos del Frente de Todos, llega con la misión de recuperar la confianza perdida y ordenar las cuentas que Batakis no pudo ordenar en su escaza estadía en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

Su llegada al Poder Ejecutivo es un golpe de efecto fuerte. Una maniobra que el Gobierno necesitaba después de tantas crisis consecutivas, pero que deja más debilitado a Alberto Fernández. Dentro del Frente de Todos la dirigencia asumió que el Presidente soltó una gran parte del poder que le quedaba en este cambio de Gabinete. No tienen dudas.

Massa asumirá la próxima semana al mando de un súper ministerio y, a la par, seguirá teniendo influencia en la presidencia de la Cámara de Diputados. Allí quedará Cecilia Moreau, integrante del Frente Renovador, de máxima confianza, y muy cercana al líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.

El tigrense concentró poder pero no se quedó con todo lo que pidió. En principio reclamaba el Banco Central, a cargo de Miguel Pesce, y la AFIP, conducida por Mercedes Marcó del Pont. Fernández no quiso dárselos. Pesce sigue en su cargo y Marcó del Pont pasó a la Secretaría de Asuntos Estratégicos luego de la renuncia de Gustavo Beliz.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

La salida de Beliz genera un fuerte daño en el círculo más chico del Presidente. El ex funcionario era uno de los más leales colaboradores de Fernández. Integrante de una mesa muy chica en la que el mandatario se apoyó desde el primer día de su gestión. Sobre todo, en los momentos más tensos y complejos.

Beliz se va porque Massa se hará cargo también de las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito, tal como describe el comunicado oficial emitido por Presidencia. El ex secretario de Asuntos Estratégicos no lo dudó. Dejó su lugar apenas se lo comunicaron. Él era quien llevaba adelante esos vínculos.

Su salida se suma a la de Macerla Losardo (Justicia), Matías Kulfas (Producción), Martín Guzmán (Economía) y Juan Pablo Biondi (Comunicación). Todos muy cercanos al Presidente, que, en cada una de esas movidas, dinamitó su círculo político de poder. Lo achicó a la mínima expresión.

El área de Energía, que también había reclamado, seguiría en manos del kirchnerismo. Darío Martínez podría quedarse como secretario y Federico Basualdo como subsecretario. Cristina Kirchner, por ahora, no cedió el control de esa área de gobierno que es estratégica. Sergio Massa anunciará el lunes a su equipo y ese día habrá confirmación definitiva sobre cómo queda el sector más sensible del Gobierno.

La movida política para que Massa desembarque en el Gabinete derivó en la renuncia de dos ministros y un funcionario del riñón presidencial, más el desplazamiento de Silvina Batakis. Ese ejercicio de poder dejó expuesto la influencia del tigrense en las negociaciones y el apoyo que logró de parte de la Vicepresidenta, que no vetó su arribó.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

El líder del Frente Renovador llega al súper ministerio con el aval de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, pero también con el respaldo de gobernadores e intendentes del peronismo. En el oficialismo creen que su llegada va a refrescar el aire del Gobierno y que puede ser usado como un relanzamiento de la gestión.

También hay un grupo más chico que considera que nada cambiará y que Massa puede terminar licuado por la crisis interna, que si bien está frizada, nunca dejó de existir. El desafío que tiene el nuevo ministro es, a través de las medidas y la exposición pública, darle un rumbo a la gestión que pueda sintetizar los intereses de Alberto y Cristina como plan de gobierno.

Massa multiplicó su poder y su influencia. La semana que viene empezará el momento de la gestión. La tarea más difícil a la que estará abocado. Ya tiene todo el apoyo político que necesitaba tener. Hoy podrá ver la reacción inmediata de los mercados. El Gobierno empieza un nuevo tiempo.

Fuente: infobae.com

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nacionales

La movilidad previsional: análisis de las actualizaciones jubilatorias 

Publicado

el

Los componentes de la fórmula, la actualización de septiembre y la comparación con la inflación.

La séptima medición de la actualización jubilatoria derivada de la nueva ley de movilidad, aplicable desde septiembre próximo alcanzó 15,53%. Se anunció, además, un refuerzo de ingresos de $7.000 pagaderos en septiembre, octubre y noviembre. Este monto irá decreciendo progresivamente hasta $4.000 que cobrarán quienes tienen ingresos de hasta dos haberes mínimos.

Este dato se encuentra por debajo de las expectativas de inflación para el período julio-septiembre, comparable con el período alcanzado por la movilidad. La inflación estimada en el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central (REM) del período mencionado (julio a septiembre, considerando que la mejora compensa la inflación pasada) se estima en 20,0% en el trimestre, es decir, supera la actualización jubilatoria.


Las actualizaciones de la nueva ley y la comparación con la inflación.

Como se observa en el cuadro a continuación, al realizar la comparación la inflación del período de donde se aplica la actualización durante 2021 se observa que la primera actualización significó un incremento de 8,07%, mientras que la inflación alcanzó 12,92%, pero desde la segunda en adelante, el resultado se invierte:  12,12% vs 10,98%, 12,39% vs 9,27% y 12,11% vs 10,12%.

Es decir, tres de las primeras cuatro actualizaciones jubilatorias de 2021, resultantes de la fórmula votada a finales de 2020, lograron superar la inflación (junio, septiembre y diciembre 2021).

Vale recordar que, para compensar el desfasaje de la primera actualización de movilidad, el Gobierno incluyó dos bonos de $1.500 pagaderos en abril y mayo de 2021 para jubilaciones de hasta $30.856. Para compensar el segundo trimestre (para ser preciso, el efecto de la primera actualización sobre el segundo trimestre), se pagó un bono de $5.000 en agosto. Finalmente, en diciembre de 2021, los jubilados percibieron hasta $8.000, cobrando no menos de $37.062.

La fórmula permitió mejorar el derrotero de la evolución del haber, logrando que el 2021 cierre con 52,67% de actualización contra 50,79% de inflación. Como se podrá observar en el apartado final, con la fórmula anterior la actualización hubiese sumado 49,6%.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

En 2022, la primera actualización sumó 12,28%, pero la inflación superó dicho guarismo y se ubicó en 16,07%. En el segundo trimestre, y con una inflación creciente, la segunda actualización del año, (de 15,0%) no logró superar la evolución de precios del período que alcanzó 17,3%. Para compensar lo sucedido, se decidió implementar un bono de $6.000 pagadores en abril. Luego de ello, y con el objetivo de equiparar el Refuerzo de Ingresos anunciados para desocupados/as, trabajadores/as de casas particulares, y demás, se decidió incorporar un segundo monto, pagaderos en mayo, de $12.000.

La tercera actualización alcanzó 15,53% y si se cumpliesen los pronósticos del REM (20,0%) quedaría por debajo de la evolución de precios. Para compensar la situación, se impulsó un bono de $7.000 mensuales (que irá decreciendo progresivamente hasta $4.000 que cobrarán quienes tienen ingresos de hasta dos haberes mínimos)para el período septiembre a noviembre.

La modificación de la fórmula, que incluyó el valor mayor entre la variación de RIPTE o el dato salarial de INDEC, permitió mejorar el indicador en marzo 2021, diciembre 2022, marzo 2022 y septiembre de 2022.


Evolución real de la jubilación mínima

Si se considera la jubilación mínima desde principios de 2019 en adelante, se observa que la curva se mantiene relativamente estable, con los saltos relacionados con el impacto de los bonos respectivos, aunque con un mínimo en el tercer trimestre de 2022. Es decir, no se recuperan aún los valores perdidos durante los 4 años de gestión de Cambiemos, pero la jubilación mínima no pierde mayormente contra la inflación.

Se han escuchado voces críticas respecto a la dinámica de pago de refuerzos como mecanismo de compensación. La crítica reside en que se cobra por única vez, sin tener efecto entonces en los sucesivos aumentos posteriores. Sin embargo, la dinámica que mostraron, al menos hasta ahora, los bonos otorgados por el Gobierno actual han actuado como los adelantos no remunerativos en paritarias gremiales: esto es, se sostienen hasta tanto la actualización posterior (en este caso la movilidad) logre compensar la porción por la que la inflación superó la movilidad del trimestre anterior. Dicho de otro modo, cuando la nueva movilidad logra recuperar lo perdido por las actualizaciones anteriores, es donde se interrumpe el bono. Dicho esto, vale mencionar que el monto de $18.000 y el anunciado de $7.000 para el periodo julio-septiembre más que compensa, en la jubilación mínima, el diferencial de los primeros tres trimestres de actualización de la movilidad y la evolución de la inflación. La evolución actual de la movilidad implica que la actualización futura (diciembre) le gane a la inflación para producir el efecto mencionado anteriormente.


Actualización con movilidad anterior

Si se compara los índices de movilidad con la fórmula anterior y los resultantes de la aplicación de la ley actual, se observa un evidente mejor desempeño de la reciente norma.

La actualización jubilatoria, en caso de haberse mantenido la fórmula votada a finales de 2017 (70% inflación 70% y 30% salarios) hubiese sumado 49,6% en 2021 y 40,8% en lo que va del 2022. Asimismo, con la nueva fórmula, ese valor ascendió a 52,7% en 2021 y 49,2% en lo que va del 2022.

La diferencia asciende a 17,1 puntos.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Para comparar, si la jubilación mínima con la actualización de septiembre alcanza a $43.352, con la movilidad anterior sería de $38.955, es decir, de casi $4.400 menos. Asimismo, la jubilación media alcanzará aproximadamente $66.895 en septiembre de 2022 con la nueva ley y hubiese sumado $59.672 con la anterior, es decir, una diferencia de $7.222.

En la serie acumulada de diferencias desde inicio de 2021 (aplicación de la nueva ley) a la fecha, los jubilados hubieses recibido con la antigua ley $40.092 menos en el caso de la jubilación mínima y $66.944 en el caso de la jubilación media


El adelantamiento de las actualizaciones del SMVM y el 82% Móvil

Se encuentra en vigencia el cálculo del 82% Móvil, esto es que, en caso de que el 82% del SMVM supere a la jubilación mínima, entonces los y las jubilados/as que reciban dicho haber y que hayan logrado su jubilación con 30 años de aportes (excluye a los y las jubilados/as de moratorias). Este segmento representa aproximadamente 1 millón de casos.

Dada la decisión de adelantar los incrementos de SMVM, en el mes de agosto el 82% del SMVM alcanzaría los $39.237, mientras que el haber mínimo sumará $37.525. En definitiva, en ese mes, las personas mencionadas sumarán $1.712 a su haber.

Vale mencionar que se convocó al Consejo del Salario para el día 22 de agosto, por lo que el incremento del SMVM, podría desembocar en un diferencial adicional en los próximos meses.

Descargue el informe:

Para descargar el informe haga clic en este enlace

Registro bibliográfico

Informe CEPA N° 245, ISSN 2796-7166.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Nacionales

Solano. “El anuncio de Massa representa una reducción de las jubilaciones y no un aumento”

Publicado

el

El dirigente nacional y diputado porteño, Gabriel Solano se expresó duramente a partir de los anuncios del ministro Sergio Massa con respecto a las jubilaciones.

Gabriel Solano dijo que “el anuncio de Massa es una reducción de las jubilaciones, no un aumento. La inflación prevista para el próximo trimestre rondará los 20 puntos, siempre y cuando no haya una devaluación mayor. Por lo tanto, el crecimiento del 7,9% es una mentira. Al mes de diciembre los jubilados que cobren la mínima tendrán entonces una reducción de 12 puntos y el resto aún más”.

“El bono además achata las jubilaciones en perjuicio de millones de jubilados que cobran por encima del haber mínimo. Se llega al extremo que quienes cobren dos haberes mínimos no cobrarán ni un centavo del bono, aunque sus ingresos no alcancen la línea de pobreza.” agregó el dirigente.

Seguir leyendo

Nacionales

Las jubilaciones subirán 15,53% en septiembre y pagarán un bono de hasta 7.000 pesos

Publicado

el

Anses anunció el porcentaje de aumento para la seguridad social, incluye también AUH, de acuerdo a la fórmula de actualización. La jubilación mínima de haberes pasará a $50.353. En Economía aseguran que el refuerzo, que será por tres meses, es para aliviar el impacto de la inflación.

El Gobierno anunció que las jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo (AUH) tendrán en septiembre un aumento de 15,53 por ciento. Por otra parte, se pagará un bono de hasta 7 mil pesos como compensación por la aceleración inflacionaria de los últimos meses. De esta forma, el haber mínimo pasará a 50.353 pesos.

El aumento fue oficializado por el ministro de Economía Sergio Massa y la titular de Anses Fernanda Raverta. El bono de hasta 7 mil pesos se pagará cada mes entre septiembre y noviembre. En diciembre tendrá lugar el próximo incremento a través de la movilidad. El refuerzo alcanzará a unas 6,1 millones de personas, lo que implica el 85% del total de jubilaciones que paga el Estado nacional. El monto será escalonado, desde los $7.000 para los haberes mínimos hasta $4.000 para quienes cobren dos jubilaciones mínimas.

Con estos aumentos, informó el organismo previsional, a partir de septiembre la jubilación mínima pasará de 37.525 pesos a 50.353 pesos y las dos jubilaciones mínimas pasarán de 75.050 pesos a 90.705 pesos. De esta forma, la jubilación mínima aumentará en lo que va del año un 73,3 por ciento, lo que implicaría según el Poder Ejecutivo un 7,9 por ciento sobre el índice de inflación.

“Estamos dando un paso más para proteger a los jubilados y las jubiladas. Con esta medida, acompañamos a quienes más lo necesitan y lo hacemos manteniendo el orden en las cuentas por el incremento de la recaudación que representa el adelanto de Ganancias”, dijo Massa.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

“A partir de septiembre, ninguna jubilación quedará por debajo de los 50.000 pesos. Con este anuncio, además, garantizamos previsibilidad para lo que resta del año y continuamos protegiendo los ingresos de las familias argentinas”, señaló Fernanda Raverta por su parte.

“El incremento que tendrá lugar en septiembre será el séptimo aumento otorgado mediante la Ley de Movilidad 27.609 y el tercero del año 2022″, explicó el Anses. Por otra parte, las asignaciones también tendrán subas en similar magnitud. La Asignación Universal por Hijo (AUH) pasará a ser de $8.471. También se actualizarán la Asignación por Embarazo, Asignación Prenatal, Asignación por Nacimiento, Asignación por Adopción, Asignación por Matrimonio y Cónyuge.

Según lo establecido por la Ley de Movilidad, el incremento para el próximo trimestre en las jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y universales se basa en el cálculo que actualiza los montos en base a un coeficiente elaborado en partes iguales por la recaudación previsional y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). Especialistas en temas provisionales habían estimado un reajuste cercano al 16 por ciento.

A mediados de mayo pasado, el organismo había anunciado el incremento del 15% para el trimestre que va entre junio y agosto que llevó el haber mínimo jubilatorio a $37.524,96, y la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo, a $7.332. Los anteriores ajustes fueron de 8,07% para el trimestre entre marzo y mayo de 2021; 12,12% entre junio y agosto; 12,39% entre septiembre y noviembre; 12,11% entre diciembre de 2021 y febrero de 2022; y finalmente 12,28% entre marzo y mayo de este año.

La idea del Poder Ejecutivo es poder financiar el bono a los jubilados con una medida impositiva. El ministro de Economía había asegurado que respaldaría ese gasto con “una mayor recaudación por anticipo de Ganancias decidida por la AFIP para que a ese ingreso de sectores con mayor capacidad de pago lo volquemos en uno de los sectores que más sufre, sin afectar el orden de nuestras cuentas”.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Se trata de un adelanto de Ganancias de empresas, del 15% y que afectaría a poco menos de 2 mil compañías, que le reportaría al fisco unos $ 200.000 millones, según estiman fuentes oficiales.

Fuente: Infobae

Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos