Seguinos

Ambiente

Corrientes. Un lugar en el mundo que produce naturaleza

Publicado

el


(Por Miguel Matusevich)- En la provincia de Corrientes existe una iniciativa muy importante en los Esteros del Iberá, que se denomina “la producción de naturaleza, que consiste en aumentar la presencia de vida silvestre de un ecosistema y que resulte un atractivo turístico que genere dividendos para las comunidades vecinas”.


Rewilding Argentina es una fundación creada en 2010, para enfrentar y revertir la
extinción de especies y la degradación ambiental resultante, recuperando la
funcionalidad de los ecosistemas y fomentando el bienestar de las comunidades locales.
Rewilding Argentina es heredera del legado de Tompkins Conservation, continuando la
implementación del trabajo mancomunado con el Estado nacional y los gobiernos
provinciales, organizaciones conservacionistas y sociales nacionales e internacionales y
filántropos argentinos y extranjeros.


En tanto desde el Gobierno Provincial, se trabajó en generar legislación, políticas
activas, protección de las comunidades locales y la generación de esquemas estratégicos
de marketing turístico, que le agrega valor a toda la belleza natural del Parque
Provincial Iberá y de todas las localidades cercanas.


Tapires, guacamayos, aguarás guazú, osos hormigueros, muitús y otras especies
autóctonas de los Esteros del Iberá extinguidas o en riesgo, fueron reintroducidas a esa
reserva natural, la más grande de Argentina, junto a “piezas mayores” como la nutria
gigante y el yaguareté, para restablecer el ambiente y la preservación de estas especies.
Los Esteros del Iberá son el segundo humedal más grande de Sudamérica, al noreste de
Argentina en la provincia de Corrientes, y se desarrolla desde el 2007 por una iniciativa
del ya fallecido ecologista estadounidense Douglas Tompkins, un proyecto que
reintrodujo a la zona al oso hormiguero, al pecarí de collar, al guacamayo rojo y a otras
especies que habían desaparecido hace décadas.


Los yacarés son habitantes naturales de los Esteros, pero son muchos menos que los
carpinchos, conocidos por ser los roedores de mayor tamaño y peso del mundo. Tantos
juntos hacen que, posiblemente se pierda el interés sobre ellos, pero la aparición de un
ciervo de los pantanos, reaviva la escena y la convierte en espectacular.


Los Esteros del Iberá están en la provincia de Corrientes, al noreste de la Argentina, y
ocupa un millón 300 mil hectáreas. Es el segundo humedal más extenso de Sudamérica,
luego del Pantanal brasileño. Dentro de este espacio gigante, existen dos parques, uno
nacional y otro provincial, que abarcan 700 000 hectáreas y que tienen un nivel de
protección mayor.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app


Justamente dentro de ellos, se desarrolla el proyecto de reintroducción de especies,
liderado originalmente por la organización The Conservation Land Trust (CLT), que ha
logrado traer de vuelta al Pecarí de collar (Pecari tajacu), al tapir (Tapirus terrestris), al
venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus) y al guacamayo rojo (Ara chloropterus), todas especies que habían desaparecido del área por la presión de la agricultura, la
ganadería y la caza. Ahora es continuada por la Fundación Rewilding Argentina.
Todo comienza en el 2007, cuando se liberó en el Iberá la primera pareja de osos
hormigueros gigantes (Myrmecophaga tridactyla) y, a partir de ese año, el proyecto se
ha anotado numerosos éxitos ya que ha establecido poblaciones más o menos
numerosas de distintas especies que habían desaparecido de la zona, como el pecarí de
collar, el tapir, el venado de las pampas y el guacamayo rojo.


Pero el momento más importante llegó. Durante este año vuelve a reinar en el Iberá el
mayor felino del continente, el yaguareté que hace 60 o 70 años que nadie ve en
libertad. Conocido como tigre americano, estaba prácticamente extinguido en la
Argentina.


El primer logro de la vuelta del mayor predador del ecosistema fue el momento en que
nacieron en cautiverio las primeras dos crías dentro del llamado Centro de
Reintroducción del Yaguareté (CRY), un impresionante complejo de corrales que ocupa
34 hectáreas.


“Argentina es un país desfaunado. Nos faltan prácticamente todos los grandes
herbívoros y los grandes carnívoros, incluso en los parques nacionales y otras áreas
protegidas. Este mismo trabajo habría que hacerlo en todos los ambientes naturales del
país”, decía a medios de comunicación, el biólogo Sebastián Di Martino, coordinador
del Proyecto de Reintroducción de Especies de The Conservation Land Trust (CLT), la
fundación creada por Douglas Tompkins y su viuda, Kris McDivvit.


Vale recordar de que.luego de la muerte de Tompkins, en septiembre de 2016, Mc
Divvit firmó un convenio con el presidente argentino, Mauricio Macri, para comenzar a
donar gradualmente las tierras de CLT al Estado, con la condición de que se conviertan
en un parque nacional.


Un dato importante es que el Centro de Reintroducción del Yaguareté funciona en San
Alonso, una isla de 11 000 hectáreas a la que se llega en avioneta o luego de recorrer
ríos y lagunas por casi una hora en lancha desde San Nicolás, uno de los portales de
acceso al Iberá. Allí, en cuatro corrales separados, viven otros tantos yaguaretés adultos
que fueron donados por distintos zoológicos.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app


El trabajo de reinserción no es fácil ya que por ejemplo, los yaguaretés deben ser
transformados en individuos con conductas silvestres, “tarea que no es necesaria, por
ejemplo, con los osos hormigueros, que tienen memoria corta y una vez que están en
libertad se olvidan del ser humano”.


Por eso, no se plantea liberar a los yaguaretés adultos criados en zoológicos, sino a los
dos cachorros nacidos en San Alonso en junio de 2018. Estos permanecieron un año con
su madre y luego fueron trasladados a otro corral, donde hoy se alimentan de carpinchos
y chanchos asilvestrados que ellos mismos deben cazar.


También están siendo entrenados, para su liberación, dos cachorros de dos años y medio
de edad que llegaron al Iberá desde Brasil. Estos tienen el potencial para vivir en la naturaleza porque luego de ser rescatados cuando cazadores mataron a su madre, fueron
criados en un santuario natural, prácticamente sin contacto con el ser humano.


Antes de la liberación, la última escala para estos yaguaretés fue una temporada en un
colosal corral de 30 hectáreas de superficie que contiene los distintos ambientes del
Iberá, así como decenas de ejemplares de las especies que le sirven de alimento como
carpinchos, yacarés, chanchos asilvestrados, zorros y monos.


Otra de las especies reinsertadas son los Osos Hormigueros que, en su mayoría son
huérfanos rescatados de otras provincias de la Argentina, porque mataron a la madre en
accidentes de tránsito, durante cacerías o en peleas con perros.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app


Los osos hormigueros rescatados son criados durante el primer año con leche
suministrada en mamadera. Sólo son liberados en el Iberá cuando cumplieron un año y
pesan al menos 20 kilos, condiciones que le permiten sobrevivir.


Uno de los procesos más complicado que el equipo de CLT está atravesando con éxito
es el regreso del guacamayo rojo, cuyos últimos registros de presencia en Corrientes son
del siglo XIX y que hoy está extinto en toda la Argentina.


“Son aves muy vistosas, que pueden medir 95 centímetros desde la cabeza hasta la
punta de la cola. Se extinguieron por la pérdida de hábitat y por la persecución. La gente
iba a sus nidos para sacar los pichones y tenerlos como aves de compañía o por sus
plumas que tienen muchos usos culturales”, aseguran desde el equipo del guacamayo
rojo.


Rewilding Argentina y el compromiso gubernamental de muchos años está dando sus
resultados. Corrientes produce naturaleza y lo logra con compromiso ambiental, social
y de sustentación ecológica y económica; en un círculo virtuoso que es una buena
noticia mundial, a la hora de preservar las especies autóctonas y el medio ambiente
natural.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ambiente

En Uruguay consideran histórico el traslado de una yaguareté a Corrientes

Publicado

el

En el marco de la política de conservación que lleva adelante el Gobierno de Corrientes con la Fundación Rewilding Argentina para la reintroducción de especies en el Iberá, recientemente se logró el traslado de un ejemplar hembra de yaguareté, con la misión de dar a luz cachorros que luego serán liberados en los esteros correntinos.

Para ello se trabajó con la Estación de Cría y Fauna Autóctona (ECFA), ubicada en el departamento de Maldonado, Uruguay, desde donde llegó “Malú”, nacida allí en 2015, y donde calificaron como “histórico” este trabajo en conjunto, reconociendo también la intención de generar mayores vínculos institucionales en favor del conservacionismo y profundizar estas acciones de cooperación internacional.

El coordinador de la ECFA, Matías Loureiro definió este hecho como “histórico para la reserva y para Uruguay”, ya que significa un aporte a la conservación. En ese sentido, indicó que desde hace unos años se trabaja en este proyecto que cuenta con el aval del intendente, Enrique Antía y del Municipio de Piriápolis.

Loureiro comentó que Malú ya está en Corrientes, en cuarentena, y luego será trasladada a la Isla San Alonso en los Esteros del Iberá. Va a estar en un recinto de 30 hectáreas y sus crías futuras podrán vivir en el Parque Nacional de Iberá, que abarca una superficie de más 1.200.000 hectáreas.

Asimismo, Loureiro explicó que a partir de este traslado se comenzará a trabajar con la Fundación Rewilding, lo cual genera vínculos con otras instituciones zoológicas para empezar a poder traer animales para la reserva y que se puedan llevar adelante proyectos de reproducción.

Esto se aplica para especies que están extintas en Uruguay y que posiblemente se puedan reintroducir.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Próximamente la intendencia de Maldonado firmará un acuerdo con Rewilding, que según aseguró Loureiro “jerarquizará a la reserva”.

 “Estamos muy contentos de poder generar un vínculo con la fundación Rewilding en Argentina que trabaja a nivel mundial en la reintroducción de varias especies, entre ellas el yaguareté”, señaló Matías Loureiro, acotando que “nuestra estación de cría tiene como propósitos trabajar en la conservación, investigación y educación”.

“Malú es la punta de lanza y embajadora de un gran proyecto de conservación, reintroducción y reproducción de la especie”, finalizó.

Malú en Corrientes

Malú, una hembra de yaguareté de siete años proveniente del cautiverio se unió al Proyecto de Reintroducción de la especie en el Parque Iberá, Corrientes. Al igual que Tania, la madre de Aramí y Mbareté, se espera que dé a luz a nuevos cachorros de yaguareté para ser liberados en el área protegida.

Malú fue donada por la Estación de Cría de Fauna Autóctona “Uruguay Tabaré González Sierra”, ubicada en la localidad balnearia Piriápolis, departamento de Maldonado, en la República Oriental del Uruguay. Con este acto, el país vecino se suma a los esfuerzos de cooperación internacional con fines de conservación que son claves para llevar adelante un proyecto tan ambicioso como la reintroducción del yaguareté en Corrientes.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Por su parte, el gobernador de la provincia Gustavo Valdés, en relación a este nuevo logro, dijo que “Corrientes, una vez más a la vanguardia en materia de conservación y reintroducción de especies, esta vez trabajando junto a un país vecino demostrando que no hay barreras a la hora de trazar un rumbo certero para el futuro de nuestros hijos. Un Parque Iberá más completo es sinónimo de desarrollo local y de orgullo para todos los correntinos”.

Con una población estimada en 200 a 250 individuos silvestres en Argentina, el yaguareté se encuentra en Peligro de Extinción en nuestro país. Desapareció de Corrientes hace más de 70 años hasta comienzos de 2021, cuando se inició el proceso de liberación de individuos silvestres del Proyecto Iberá: actualmente ocho yaguaretés, cuatro adultos y cuatro cachorros, viven libres en los esteros correntinos.

En Uruguay la especie está completamente extinta desde 1905 y hoy únicamente existen individuos en cautiverio para la cooperación con Argentina y otros países de la región en iniciativas de conservación.

El yaguareté es el depredador tope, y por lo tanto una especie clave, de los ecosistemas que habita, regulando poblaciones de grandes herbívoros, otros depredadores de menor tamaño e incluso, indirectamente, a la vegetación. Su presencia contribuye a la salud y buen funcionamiento de los ecosistemas, características necesarias para combatir los efectos de las crisis ambientales

que amenazan la vida en el planeta, como la crisis climática, la crisis de pérdida de biodiversidad y la crisis sanitaria.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Además, el regreso del yaguareté consolidará a Iberá como un destino de turismo de naturaleza de primer nivel en el mundo, donde actualmente más de cincuenta mil visitantes al año llegan para experimentar el encuentro con la vida silvestre. El turismo de naturaleza es un motor de desarrollo de las comunidades vecinas al parque, quienes llevan adelante emprendimientos vinculados al turismo de observación de fauna. En Pantanal, Brasil, este tipo de turismo produce siete millones de dólares al año, superando con creces los ingresos de las actividades productivas tradicionales.

Seguir leyendo

Ambiente

Activistas reclaman respuestas a los pedidos de informes sobre las quemas

Publicado

el

Desde Correntinos contra el cambio climático, como así también vecinos firmantes del pedido de información pública ambiental, remarcan que al día de la fecha no han tenido respuesta por parte de las autoridades

Cabe destacar que la semana pasada, un grupo de vecinos e integrantes de grupos ambientales realizaron varios pedidos, previendo la situación que se avecinaba sobre los incendios y quemas en Corrientes.

Destacaron que “Los pedidos y los informes los realizamos porque era de público conocimiento que esta situación actual de quemas e incendios podría nuevamente ocurrir, tal como se viene dando hace dos años y a nuestro criterio ya deberíamos contar con un plan de contingencia y con reuniones permanentes del consejo asesor, según la ley de manejo del Fuego”

Sostienen que seguirán a la espera de respuestas, de poder reunirse con las autoridades competentes y de que insisten en la integración de las Organizaciones. “Sabemos que se están llevando adelante reuniones desde el sector foresto industrial, con una mirada sesgada ya que sólo se analiza los daños económicos y meramente se recomienda al privado tomar medidas preventivas; nosotros creemos que esas reuniones deben ser abiertas, con participación ciudadana y con sectores vinculados a la protección ambiental, no sólo desde el aspecto de daños en la producción forestal, también los daños ambientales que los incendios generan” Es clave la participación de toda la comunidad: sector público, privado y organizaciones de la sociedad civil para hacerle frente a este flagelo. Por otra parte no descartan llevar adelante movilizaciones o actividades de intervención artística para reclamar pacíficamente sobre un enfático pedido de basta de quemas.

Cabe destacar que también, desde la Organización ambiental, realizaron un pedido al Ministro de Seguridad, para que se lleve adelante un protocolo sobre las denuncias de quema y la habilitación de una linea telefónica exclusiva para denuncias anónimas sobre quema e incendios.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Ambiente

Liberaron dos “Ñacurutú” en la reserva natural “Isla las Damas”

Publicado

el

“Son lechuzones o búho grande”, explicó Juan Carlos “Pipi” Peña unos de los encargados de su liberación. Los ejemplares fueron entregados por un vecino que los crió durante unos meses luego de advertir que habían caído de un nido a pocos días de sus nacimientos. Estas aves criadas en cautiverio no presentaban heridas y pudieron ser tratadas por el veterinario doctor Bogado para su recuperación y posterior liberación en la reserva natural “Isla las Damas” en la localidad de Goya.

Días atrás, el responsable del Serpentario Municipal y especialista en estas cuestiones de fauna salvaje se puso en contacto con un vecino que tenía en su poder dos “Ñacurutú” que fueron rescatados luego de haber caído de su nido y criados por el lapso de dos meses aproximadamente.

Las aves fueron derivadas primero al centro de salud veterinario del Doctor Bogado, para su control, recuperación y posterior liberación. Los ejemplares no presentaban heridas y fueron liberados en el ecosistema de la reserva natural Isla las Damas, lugar perteneciente a nuestra ciudad.

No son mascotas

“Es como una especie de búho o lechuza grande”, contó “Pipi” Peña. Al respecto subrayó que “son nativos pero los criaron luego de haber caído de su nido”.

El responsable del Serpentario detalló la importancia de estos ejemplares para los ecosistemas locales. Sobre todo en el control de roedores. “Las aves y otros animales silvestres no son mascotas”, puntualizó.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Consultado acerca de cómo se encontraban, comentó que “son ejemplares juveniles de dos meses aproximadamente, y no presentaban ninguna herida tras haber sido criadas en cautiverio”. Por lo que primero los llevamos a un control veterinario, y luego de unos días fueron liberados a un hábitat natural como es la reserva que tiene Goya”.

Para finalizar concluyó que “el trabajo de atención y liberación fue en conjunto con el veterinario Bogado”.

Seguir leyendo

Acompañanos

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad

Más vistos