Seguinos

El Mundo

Brasil. Un hombre tiró al río a una beba y dos pescadores la salvaron

Publicado

el

Los hombres escucharon el llanto de la nena, que había sido escondida en una mochila por la persona que la arrojó al agua.

Una bebé sobrevivió tras ser arrojada a un río desde un puente. La encontraron dentro de una mochila. Ocurrió en el río Capibaribe en São Lourenço da Mata, Brasil, el 17 de noviembre.

Los testigos le dijeron a la policía que vieron a un hombre lanzar una mochila al agua y que luego de eso se dio a la fuga. Dos pescadores que estaban debajo del puente en ese momento escucharon el llanto de la bebé y la salvaron. Pedro, uno de ellos, contó que su compañero agarró rápidamente la mochila y él la abrió: “Cuando la abrí, era una nena. Lloré”, afirmó.

Ellos llamaron a los agentes, quienes la trasladaron al hospital más cercano. Según la información reportada por los medios, la beba solo tenía horas de nacida y el cordón umbilical estaba mal cortado. Pese a esto, los médicos revelaron que estaba estable y en observación.

El aborto es ilegal en Brasil, con la excepción de que la mujer esté en riesgo de muerte. Las condenas son de uno a tres años de prisión.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Además, la Justicia brasileña ha tratado de facilitar el proceso de adopción, pero sigue habiendo trabas para los que deciden comenzar este proceso.

Fuente: headtopics.com

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Mundo

Vehículos eléctricos. Beneficios económicos y ambientales para los países en desarrollo

Publicado

el

(https://www.bancomundial.org/es) Los vehículos eléctricos de pasajeros son ampliamente aceptados en mercados importantes, como China, Estados Unidos y Europa, pero en los países en desarrollo su adopción ha sido lenta. En un estudio referido a 20 países en desarrollo de África, Asia, el Caribe, Oceanía, Europa y América del Sur se concluye que más de la mitad de ellos se beneficiaría económicamente si adoptara la movilidad eléctrica.

Las recompensas financieras de la movilidad eléctrica pueden ser considerables incluso cuando los costos iniciales son altos, dado que los vehículos eléctricos, desde los scooter (vehículos de dos ruedas) hasta los autobuses, son más baratos de operar y mantener.

Los vehículos eléctricos de pasajeros, inventados hace más de un siglo (i), ahora son aceptados como parte de la solución al aumento de las emisiones que contribuyen al cambio climático en mercados importantes como China, Estados Unidos y Europa. Pero la transición ha sido lenta en los países de ingreso bajo y mediano, en gran medida debido a los elevados costos iniciales. En un nuevo informe del Banco Mundial se presentan sólidos argumentos económicos en favor de una adopción más amplia de estos vehículos en los países en desarrollo, puesto que sus ventajas van desde la mejora de la salud pública hasta la disminución de la congestión de tránsito en las zonas urbanas y una menor dependencia respecto de los costosos combustibles fósiles importados.

En un estudio de 20 países de África, Asia, el Caribe, Oceanía, Europa y América del Sur elaborado para el informe Economics of Electric Vehicles for Passenger Transport (Los aspectos económicos de los vehículos eléctricos para transporte de pasajeros), se observó que más de la mitad se beneficiaría económicamente si adoptara la movilidad eléctrica. En algunos de estos países, el monto más elevado de la inversión que requiere un vehículo eléctrico ya se justifica debido a que los costos operativos son más bajos, mientras que en otros, estas inversiones se vuelven económicamente atractivas solo cuando se consideran los beneficios ambientales. La justificación es mucho más sólida en los países donde la cultura del transporte no está dominada por los automóviles, así como en los que son importadores netos de petróleo y en aquellos donde los vehículos son más económicos.

Las recompensas financieras pueden ser considerables, aun si se tiene en cuenta el costo inicial, que supone una prima de entre el 70 % y el 80 % respecto de los vehículos que funcionan con combustibles fósiles, dado que los eléctricos —desde los scooters hasta los autobuses— son más baratos de operar y mantener. Los costos de mantenimiento más bajos por sí solos pueden suponer un ahorro de USD 5000 durante toda la vida útil del vehículo, lo que excede el gasto más elevado que conlleva usar electricidad como combustible. Debido a que muchos países de ingreso bajo y mediano gravan la gasolina y subvencionan la electricidad, el ahorro es aún mayor.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Como sucede con muchos aspectos de la transición mundial hacia un transporte con bajas emisiones de carbono, las soluciones deben adaptarse a las necesidades de los distintos mercados. Por ejemplo, en la región del Sahel (PDF, en inglés), en África, donde el Banco Mundial ya está trabajando para promover la movilidad eléctrica, la clave posiblemente radique en concentrarse primero en la electrificación de los scooters (de dos ruedas) y los tuktuks y rickshaws (de tres ruedas), y no en los vehículos personales de cuatro ruedas, mientras que los autobuses eléctricos ofrecen otra forma eficiente de llevar a los pasajeros a sus destinos diarios. En muchas ciudades africanas en crecimiento, los autobuses de tránsito rápido podrían allanar el camino para reducir aún más los costos económicos y las emisiones de carbono.

Lo mismo podría aplicarse en India (PDF, en inglés), donde más del 70 % de todos los kilómetros recorridos corresponden a vehículos de dos ruedas. El cambio en favor de la movilidad eléctrica será fundamental para reducir la contaminación atmosférica (ya que la mitad de las ciudades más contaminadas del mundo se encuentran en India) y para ayudar a atenuar la fuerte dependencia del país respecto del petróleo importado, al tiempo que se impulsa el desarrollo industrial. Al igual que en África, el camino hacia una flota eléctrica en India probablemente estará impulsado por los vehículos privados de dos ruedas y los públicos de tres ruedas. Los modelos que permiten cambiar las baterías reducirían los costos iniciales de los vehículos eléctricos y aumentarían el tiempo de funcionamiento comercial, que a menudo abarca varios turnos diarios.

Es necesario reducir urgentemente las emisiones de carbono generadas por el transporte. Todas las herramientas de descarbonización, incluida la movilidad eléctrica, están sobre la mesa. Para los países en desarrollo, la transición hacia la movilidad eléctrica ya no es una cuestión de ‘si’, sino de ‘cómo’ y ‘cuándo’.

La contaminación también podría ser un aliciente para la movilidad eléctrica en Oriente Medio y el norte de África: los confinamientos urbanos y la consiguiente disminución del uso de vehículos de combustibles fósiles durante la pandemia de COVID-19 mejoraron la calidad del aire en El Cairo, Riad, Beirut, Yeda, Bagdad y otras ciudades (i) de la región. A través del Proyecto de Gestión de la Contaminación Atmosférica y el Cambio Climático en el Gran Cairo se analiza la posibilidad de conformar una flota de autobuses eléctricos y desarrollar la infraestructura necesaria, mientras que el equipo de Infraestructura del Banco Mundial para Oriente Medio y Norte de África está examinando los desafíos que enfrenta esta región para desarrollar soluciones técnicas, normativas y financieras que permitan ampliar la movilidad eléctrica, centrándose primero en Egipto, Marruecos y Jordania.

La movilidad eléctrica va más allá de las carreteras e incluye los ferrocarriles urbanos, como en Buenos Aires, donde los préstamos otorgados por el Banco Mundial por más de USD 900 millones tienen como objetivo electrificar y mejorar dos líneas ferroviarias clave: una que brinda servicio a algunos de los barrios de bajos ingresos más vulnerables de la ciudad y otra que conecta el distrito comercial central con los suburbios del norte y el oeste.

Con estos proyectos se busca ofrecer un servicio más seguro, más rápido y de mayor frecuencia. Esto representa una mejora notable para las mujeres, que dependen más del transporte público e informal que los hombres: casi las tres cuartas partes de las mujeres que lo utilizan dicen que no se sienten seguras allí. Muchas de las mejoras responden específicamente a estas inquietudes: luces nuevas y más potentes, cámaras de seguridad y puestos de emergencia. Además de beneficiar a los pasajeros, gracias a este proyecto una línea ferroviaria pasará del diésel a la electricidad, lo que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del transporte. Además, las modificaciones en la infraestructura se diseñarán de manera tal que puedan soportar fenómenos meteorológicos extremos y otros riesgos climáticos.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

“Es necesario reducir urgentemente las emisiones de carbono generadas por el transporte. Todas las herramientas de descarbonización, incluida la movilidad eléctrica, están sobre la mesa”, afirmó Cecilia M. Briceño-Garmendia, economista principal de la Práctica Global de Transporte del Banco Mundial y autora principal del informe. “Para los países en desarrollo, la transición hacia la movilidad eléctrica ya no es una cuestión de ‘si’, sino de ‘cómo’ y ‘cuándo’”.

Seguir leyendo

El Mundo

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Publicado

el

Mujeres, niñas y diversidades se enfrentan a estructuras de poder que ven la igualdad de género como una amenaza. Hoy, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y cuando se desarrolla una nueva fecha del Mundial FIFA 2022, Amnistía Internacional destaca que, mientras los ojos del mundo están puestos en los partidos de Estados Unidos, Qatar e Irán, en esos países estos colectivos ven sus derechos profundamente vulnerados.

Qatar

Actualmente, en el país anfitrión del Mundial, las mujeres son discriminadas en la ley y en la práctica y están insuficientemente protegidas contra la violencia doméstica y sexual.

En virtud del sistema denominado “tutela masculina”, ellas necesitan el permiso de su tutor (marido, padre, hermano, abuelo o tío) para casarse, estudiar en el extranjero, trabajar en empleos públicos, viajar al extranjero (si son menores de 25 años) y acceder a la atención de su salud sexual y reproductiva. A su vez, se enfrentan a dificultades para divorciarse y a desventajas económicas.

El sistema discriminatorio de tutela niega el derecho a tomar decisiones esenciales y resulta contrario a las obligaciones que ha asumido ese país en virtud de las normas internacionales de derechos humanos.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Estados Unidos

Desde la anulación del fallo Roe vs. Wade, el derecho al aborto de la ciudadanía estadounidense continúa recibiendo ataques . A la fecha, 14 Estados prohibieron o restringieron severamente el aborto. Como suele suceder, todas estas trabas descargan su mayor fuerza prohibitiva sobre las poblaciones más vulnerabilizadas. Prohibir el acceso legal al aborto no le pone fin, sino que obliga a las personas embarazadas a recurrir a prácticas inseguras, lo que pone en riesgo su vida y su salud.

Mientras en América Latina se ha avanzado en Argentina, Colombia y México; Estados Unidos se empeña en adoptar medidas regresivas y anclar a las mujeres en su rol reproductor. Esto va a contramano del consenso mundial a favor de respetar y garantizar el derecho a la interrupción del embarazo como un componente esencial de cualquier sociedad justa e igualitaria. La liberalización de esta práctica representa un paso significativo en materia de salud pública, autonomía reproductiva y derechos humanos, esencial para lograr la justicia de género.

Irán

En Irán, decenas de miles de mujeres y niñas son sistemática y aleatoriamente interceptadas en la calle por la “ policía de la moral ”, que las insulta, amenaza y les ordena cubrirse algún mechón de pelo con el velo o retirarse el maquillaje. Con frecuencia, también son agredidas físicamente. Estos actos constituyen tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes, absolutamente prohibidos por el derecho internacional.

A partir del asesinato de Mahsa Amini esta situación se hizo visible a nivel internacional. De hecho, al cumplirse dos meses de su muerte, Amnistías Internacional lanzó una campaña de vía pública masiva.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Las mujeres y niñas deben ser libres de decidir si quieren o no llevar determinados símbolos y prendas en función de sus creencias religiosas, sus costumbres culturales, su identidad o por cualquier otra razón.

La situación en el mundo

La violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más generalizada, constante y desgarradora del mundo actual. A nivel global, la ONU estima que 1 de cada 3 mujeres ha experimentado alguna vez en su vida violencia física o sexual, mientras que cada 11 minutos una mujer o niña es asesinada.


“Estas estimaciones son la punta del iceberg. Por lo general, la violencia contra las mujeres no se denuncia debido a la estigmatización, la impunidad o el temor a enfrentarse a más hostilidad. Esta es una barrera para que podamos desarrollarnos en igualdad de condiciones que los hombres, y ejercer y disfrutar plenamente nuestros derechos”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Seguir leyendo

El Mundo

Muere Pablo Milanés, gran voz de la música iberoamericana, a los 79 años

Publicado

el

El cantautor Pablo Milanés ha muerto este martes de madrugada en Madrid a los 79 años, después de que se agravase su estado de salud debido a una enfermedad oncológica. Milanés es una de las grandes voces cubanas de todos los tiempos, el creador de canciones de amor inolvidables como YolandaÁmame como soy o El breve espacio en que no estás, que son ya himnos; un músico admirado y querido por sus compatriotas y también por importantes artistas de todos lados que hicieron suyas sus letras y lo llamaban, sencilla y cariñosamente, Pablo, o Pablito.

El artista musicalizó de muy joven los versos de Nicolás Guillén y José Martí (nada menos) y fue pilar y fundador destacado del movimiento de la Nueva Trova cubana, que deslumbró al mundo en los setenta, y en el que no le gustaba que lo encasillaran, pues su sensibilidad y su obra iban mucho más allá. También fue el cultivador brillante del filin (de feeling, sentimiento), del bolero y de la música tradicional cubana, el que primero rescató del olvido a viejos trovadores, como Compay Segundo, y sirvió de puente en su país entre generaciones y estilos, reconocido por su talento como uno de los grandes cantautores en lengua española.

Milanés (Bayamo, 1943) recibía desde hace unos años tratamiento médico en España, donde residía con su familia. El artista cubano deja un notable legado de canciones formidables y cerca de 60 discos que lo sitúan entre los nombres indispensables y más universales de la música iberoamericana.

Pablo Milanés, durante una actuación en noviembre de 1987. El cantautor ha muerto este martes de madrugada en Madrid a los 79 años, después de que se agravase su estado de salud debido a una enfermedad oncológica.
Pablo Milanés, durante una actuación en noviembre de 1987. El cantautor ha muerto este martes de madrugada en Madrid a los 79 años, después de que se agravase su estado de salud debido a una enfermedad oncológica.BERNARDO PÉREZ
Desde la izquierda, Caco Senante, Pablo Milanés y Joaquín Sabina, durante la presentación del disco 'Igual que ayer' en Madrid en abril de 1995. Milanés es una de las grandes voces cubanas de todos los tiempos, el creador de canciones de amor inolvidables como 'Yolanda', 'Ámame como soy' o 'El breve espacio en que no está', que son ya himnos; un músico admirado y querido por sus compatriotas y también por importantes artistas de todos lados que hicieron suyas sus letras y lo llamaban, sencilla y cariñosamente, Pablo, o Pablito.
Milanés musicalizó de muy joven los versos de Nicolás Guillén y José Martí (nada menos) y fue pilar y fundador destacado del movimiento de la Nueva Trova cubana, que deslumbró al mundo en los setenta, y en el que no le gustaba que lo encasillaran, pues su sensibilidad y su obra iban mucho más allá. En la imagen, el artista, fotografiado en Madrid en abril de 1994.
Actuación de Pablo Milanés y Víctor Manuel en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, en septiembre de 1995. El cantautor también fue el cultivador brillante del 'filin' (de 'feeling', sentimiento), del bolero y de la música tradicional cubana, el que primero rescató del olvido a viejos trovadores, como Compay Segundo, y sirvió de puente en su país entre generaciones y estilos, reconocido por su talento como uno de los grandes cantautores en lengua española.
Milanés (Bayamo, 1943) recibía desde hace unos años tratamiento médico en España, donde residía con su familia. El artista cubano deja un notable legado de canciones formidables y cerca de 60 discos que lo sitúan entre los nombres indispensables y más universales de la música iberoamericana. En la imagen, actuación de Milanés en Málaga en julio de 1993.
Joaquín Sabina y Pablo Milanés posan juntos en la sala Caracol de Madrid en septiembre de 1997.  La belleza de su voz privilegiada y su don para la interpretación, que le permitía llegar a registros donde la mayoría no alcanzaba, unida a su forma poética de decir, de aparente sencillez, pero cargada de una profunda sensibilidad que tocaba el alma con independencia del motivo que lo inspirase, marcaron a generaciones de cubanos y latinoamericanos.
El cantautor posa durante una entrevista en Madrid, en julio de 2003. Su música tuvo también fuerte arraigo en España, donde era bien conocido, y hasta en el pueblo más recóndito donde se presentara, jóvenes, medios tiempos y mayores se sabían sus letras. Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute, Ana Belén o Víctor Manuel son algunos de los artistas españoles que grabaron sus canciones y colaboraron con él.
En su continente, figuras como Chico Buarque, Gal Costa, Armando Manzanero, Mercedes Sosa, Fito Páez, o salseros como Andy Montañez o Gilberto Santa Rosa, entre muchos otros, estaban entre sus devotos e hicieron lo propio. En la imagen, el músico cubano, fotografiado en un hotel en Madrid en julio de 2003.
Pablo Milanés canta junto a su hija, Suylen, durante un concierto en el Teatro Nacional de Cuba, el 28 de diciembre de 2005, en La Habana. Milanés fue galardonado con el Premio Nacional de la Música de Cuba 2005.
El escritor colombiano Gabriel García Márquez (izquierda), tras entregar a Pablo Milanés la medalla Haydee Santamaría, que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba, en marzo de 2007, en La Habana.
Pablo Milanés, retratado en julio de 2008. Además de músico, Pablo Milanés era sobre todo cubano ciento por ciento y ciudadano, y sus posiciones comprometidas le conectaron todavía más con ese público que lo adoraba y que para él era su razón de ser.
El cantautor, durante un concierto en La Habana (Cuba) en agosto de 2008.
Cuando en los días previos al agravamiento de su enfermedad, ortodoxos de aquí y de allá lo criticaron por “contrarrevolucionario”, los cubanos salieron en tromba a defenderlo: Pablo es Cuba, dijeron masivamente. En la imagen, Milanés, en julio de 2015.
Milanés fotografiado en su casa, en diciembre de 2015. El cantautor trasladó su residencia a España hace varios años para recibir tratamiento médico, aunque nunca olvidó a su gente y volvía siempre que podía a cantar y a ver a sus amigos. Llevaba un riñón trasplantado, que le donó su esposa, Nancy Pérez Rey, gallega y madre de sus dos últimos hijos, Pablito y Rosa.
Víctor Manuel besa a Pablo Milanés, durante el concierto del Festival La Mar de Músicas, en Cartagena (Murcia) en julio de 2017. El pasado verano, ya muy enfermo, quiso viajar a la Isla con su familia para ofrecer a su público un concierto memorable que fue toda una declaración de amor, y una despedida.

La belleza de su voz privilegiada y su don para la interpretación, que le permitía llegar a registros donde la mayoría no alcanzaba, unida a su forma poética de decir, de aparente sencillez, pero cargada de una profunda sensibilidad que tocaba el alma con independencia del motivo que lo inspirase, marcaron a generaciones de cubanos y latinoamericanos. Su música tuvo también fuerte arraigo en España, donde era bien conocido, y hasta en el pueblo más recóndito donde se presentara, jóvenes, medios tiempos y mayores se sabían sus letras. Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute, Ana Belén o Víctor Manuel son algunos de los artistas españoles que grabaron sus canciones y colaboraron con él. En su continente, figuras como Chico Buarque, Gal Costa, Armando Manzanero, Mercedes Sosa, Fito Páez, o salseros como Andy Montañez o Gilberto Santa Rosa, entre muchos otros, estaban entre sus devotos e hicieron lo propio.

Comienzo y final de una verde mañanaAñosYa vesYo no te pidoHoy la vi o Para vivir son parte de esa obra de Milanés que trascendió edades y fronteras y se convirtió en identidad de la mejor música hispanoamericana. También causaron impacto en su momento canciones políticas como Yo pisaré las calles nuevamenteLa vida no vale nada, o Yo me quedo, de las que nunca se desmarcó, aunque sí lo hizo de los dogmas y la deriva de la Revolución cubana, a la que hace tiempo no consideraba revolucionaria. “Soy un abanderado de la revolución, no del Gobierno. Si la revolución se traba, se vuelve ortodoxa, reaccionaria, contraria a las ideas que la originaron, y uno tiene que luchar”, dijo en los años noventa. Luego vinieron las canciones más dolorosas de su repertorio, entre ellas, Días de gloria (“Vivo con fantasmas / Que alimentan sueños y falsas promesas / Que no me devuelven / Los días de gloria que tuve una vez”); Éxodo (“¿Dónde están los amigos que tuve ayer? ¿Qué les pasó? ¿Qué sucedió? ¿A dónde fueron? Qué triste estoy”) o La libertad (“A qué seguir respirando / Si no estás tú, libertad”).

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Hablar solamente de sus composiciones políticas, o de las más poéticas, o de las más críticas en su desencanto, no es suficiente para comprender el verdadero significado y dimensión del cantautor, en quien era imposible separar al artista superdotado de la persona sensible, profundamente culta y cercana, que conectaba de inmediato con la gente y era capaz de mostrarse vulnerable ante el amor o de alzar su voz contra el racismo, la homofobia, el machismo (“la prefiero compartida antes que perder mi vida”, dice una de sus canciones), o de enfrentar cualquier injusticia.

Ese corazón tan especial, que ahora ha dejado de latir, es la esencia que explica su trayectoria vital y su obra, y es la razón de que su música siempre llegara al público y lo desarmara, cantara él sus propias canciones o interpretara los sones de los viejos trovadores, o de los clásicos del filin, el movimiento influido por el jazz que renovó la canción cubana en los cincuenta y sesenta, y que tuvo un gran peso en su formación.

Milanés no solo bebió del filin, bajo su fascinación compuso Mis 22 años, canción germinal que influyó notablemente en el surgimiento de la tendencia en la canción cubana conocida como Nueva Trova. Después, siendo ya un artista consagrado, le dedicó seis volúmenes al filin, que son verdaderas joyas de su discografía. En ellos interpretó como nadie a José Antonio Méndez, a Marta Valdés y a César Portillo de la Luz, entre otros grandes compositores, e igual pasó con la trova tradicional, léase cantando a Sindo Garay, o compartiendo descargas con Compay, Miguelito Cuní, Luis Peña (El Albino), o Cotán, a quienes regaló tres discos antológicos que tituló Años. Más allá de su ingente obra como compositor, Pablo siempre quiso ser, y fue, un gran puente entre géneros y generaciones de la mejor música popular cubana, pues, para él, esa sensibilidad era el fundamento de todo.

En la vida del artista hay muchos hitos. Sin duda, uno de los grandes fue su paso por el Grupo de Experimentación Sonora del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, bajo la dirección del maestro Leo Brouwer, al que pertenecieron también Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Eduardo Ramos, Sergio Vitier, Emiliano Salvador o Sara González, entre otros. El trabajo innovador de este taller creativo, entre 1969 y 1974, cambió los modos de entender y hacer la música cubana, y aquello cuajó en el movimiento de la Nueva Trova, que introdujo en la canción popular contenidos políticos y sociales pero tratados con hondo lirismo.

En tiempos de las dictaduras de Chile y Argentina, la Nueva Trova se convirtió en América Latina en el alma de la izquierda y del movimiento revolucionario, pero Milanés siempre compaginó ese compromiso cívico con las más hermosas canciones de amor y desamor, que son hoy, quizás, las más recordadas. Al artista, que tanto aportó a aquel movimiento, no le tembló la voz para denunciar y criticar duramente al Gobierno de su país cuando consideró que era inadmisible lo que estaba sucediendo. En una entrevista con EL PAÍS, recordando su paso en los años sesenta por los campos de trabajo forzados de la Unidad Militar de Ayuda a la Producción (UMAP), donde eran “internados” religiosos, homosexuales y todos aquellos que no cuadraban con los “parámetros revolucionarios”, lamentó que nunca nadie en Cuba se hubiera disculpado con ellos por aquel episodio tan terrible que, dijo, “no fue un hecho aislado”, sino parte de un proceso “estalinista que perjudicó a intelectuales, artistas y músicos”. “Según la historia, en 1970 comenzó lo que se llamó el quinquenio gris, y yo digo que realmente comenzó en 1965 y fueron varios quinquenios”, comentó entonces.

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app

Además de músico, Pablo Milanés era sobre todo cubano ciento por ciento y ciudadano, y sus posiciones comprometidas le conectaron todavía más con ese público que lo adoraba y que para él era su razón de ser. Cuando en los días previos al agravamiento de su enfermedad, ortodoxos de aquí y de allá lo criticaron por “contrarrevolucionario”, los cubanos salieron en tromba a defenderlo: Pablo es Cuba, dijeron masivamente.

Milanés trasladó su residencia a España hace varios años para recibir tratamiento médico, aunque nunca olvidó a su gente y volvía siempre que podía a cantar y a ver a sus amigos. Llevaba un riñón trasplantado, que le donó su esposa, Nancy Pérez Rey, gallega y madre de sus dos últimos hijos, Pablito y Rosa, llamada así en homenaje a Rosa Parks, activista afroamericana y gran luchadora por los derechos civiles en EE UU.

El pasado verano, ya muy enfermo, quiso viajar a la Isla con su familia para ofrecer a su público un concierto memorable que fue toda una declaración de amor, y una despedida. Milanés, ya en silla de ruedas, lo dio todo en aquella última presentación en La Habana y su voz sonó con más corazón que nunca: “Ámame como soy, tómame sin temor / tócame con amor, que voy a perder la calma / Bésame sin rencor, trátame con dulzor / mírame por favor / que quiero llegar a tu alma”, fue su última canción, y las gradas se vinieron abajo en aquel adiós. Después hubo una fiesta en su casa, y junto a grandes nombres de la cultura cubana estuvieron allí con él tomando ron y whisky sus amigos de siempre, a los que siempre fue fiel y que, como todos los cubanos, menos los miserables, hoy le lloran, conscientes de que Milanés será para siempre uno de los más grandes cantores de su país, que es mucho decir.

Fuente: elpais.com

Publicidad

Podés colaborar con el periodismo independiente de Corrientes:

Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos