Seguinos

Ambiente

Conservación y reintroducción de especies posicionan al Centro Aguará como uno de los más destacados en la región

DESTINO DE NATURALEZA

Publicado

el

La preservación y reintroducción de especies es una política de estado para el Gobierno Provincial, como así también el posicionamiento de Corrientes como destino de naturaleza y cuidado del ambiente. Es así que desde 2013 funciona el Centro de Conservación Aguará, ubicado en el Complejo Ecológico Correntino.


En ese sentido, el Centro de Conservación Aguará funciona desde 2013 en la provincia, dependiendo del Ministerio de Turismo. Allí se realizó la reubicación de los animales que se encontraban en el zoológico de la costanera, pasando del concepto de zoológico al de centro de rehabilitación de especies, siendo la primera provincia del país en hacerlo.

 

Dentro de la política de preservación que lleva adelante la Dirección de Recursos Naturales, esta es una faceta importante en la cual se vuelcan los recursos de distintas recaudaciones a fin de cuidar y reintroducir a las especies de animales de nuestra provincia.

 

Cabe mencionar que se encuentra en el Km 3,5 de la Ruta Provincial 98, entre Corrientes Capital y Paso de la Patria y se encuentra cerrado al público, pero con la idea de reabrirlo cuando las condiciones sanitarias sean óptimas, ya que también se lo piensa como un punto turístico de la provincia que contribuya a la educación ambiental y a la concientización de la importancia que tiene la fauna silvestre en el medio ambiente.

 

Función y trabajo de reintroducción

 

La función principal del Centro es de rescate, rehabilitación y liberación de especies autóctonas lesionadas o en riesgo, que llegan al mismo como resultado de los operativos contra el tráfico de fauna silvestre, la caza furtiva, el mascotismo y el maltrato animal; con el propósito de reintroducirlos a su ambiente natural.

 

Actualmente son 17 personas las que trabajan en el lugar, entre veterinarios, biólogos y voluntarios, que se encargan de la alimentación y estímulos necesarios para que los animales lleven una vida lo más acorde posible a su ambiente natural, mediante el cuidado y mejora del bienestar psicológico y físico de los animales en cautiverio. En el lugar se encuentran hoy en día cerca de 130 ejemplares de diferentes especies, que en su mayoría fueron rescatados y esperan ser liberados nuevamente.

 

El Director del Centro, Daniel Segovia comentó que desde marzo del año pasado el lugar tiene la función de rescate de animales, rehabilitación conductual y liberación, luego de realizarle los análisis correspondientes y quedan en cuarentena un tiempo, “si son animales domesticados se los somete a un procedimiento para poder liberarlos”, explicó. “Contamos con un equipo de profesionales con dos médicas veterinarias expertas en fauna silvestre, un biólogo y un servicio de voluntariado con estudiantes de biología y veterinaria de la Universidad Nacional del Nordeste”, comentó.

 

Cabe resaltar que el Centro de Conservación forma parte de los proyectos de reintroducción de especies que realiza la Fundación Rewilding Argentina en el Gran Parque Iberá, facilitando parte de sus instalaciones para su cuarentena y el entrenamiento de vuelo de los guacamayos rojos. En lugar, también, se encuentra Tobuna, la primera yaguareté que fue donada en su momento por dicha fundación.

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ambiente

Iberá, paraiso natural correntino

Publicado

el

Seguir leyendo

Ambiente

Nacieron 3 cachorros de nutria gigante en el Iberá

Publicado

el

Seguir leyendo

Ambiente

Quedó ciega la yaguareté pionera del Iberá

Publicado

el

El animal sufre una enfermedad de tipo inmunológica, revelaron fuentes especializadas en el tratamiento. Se trata de una pionera del proyecto para reintroducir la especie en Corrientes.

Tobuna, la yaguareté emblema del proyecto de reintroducción de su especie en Corrientes, quedó ciega como efecto de una enfermedad que en los últimos días obligó a que la deban intervenir quirúrgicamente para extraerle un ojo, informó el Centro de Conservación Aguará.

A través de una publicación en redes sociales, el centro especializado contó que la yaguareté Tobuna padece una enfermedad de tipo inmunológica que paulatinamente le produce la falta de visión.

“Durante el mes de febrero de este año se le realizó una cirugía ocular que buscaba prevenir complicaciones graves o infecciones futuras”, detallaron.

Agregaron que, a pesar del tratamiento y la cirugía, “con el tiempo se presentaron molestias en su ojo derecho, la enfermedad avanzó y derivó en la necesidad de enuclear el ojo (eliminación completa del globo ocular y cierre permanente del párpado)”.

“La recuperación fue exitosa, se puede observar la mejoría en su estado anímico y sus condiciones generales de salud son muy buenas”, señalaron. Ella “se mantiene activa y la herida cicatrizó completamente”.

“Tobuna está entrenada para recibir tratamiento oftalmológico dos veces al día y lo hace voluntariamente”, precisaron desde el Centro Aguará.

Tobuna forma parte del proyecto de reintroducción del yaguareté en Corrientes a través del plan desarrollado por la Fundación Rewilding Argentina y el Gobierno, y se encuentra en su recinto especial en el Centro Aguará, donde recibe los cuidados necesarios.

“Agradecemos a todos los especialistas y voluntarios que han intervenido en este proceso y por brindar siempre lo mejor a nuestros animales”, destacaron desde la institución.

Seguir leyendo
Publicidad

Más vistos