Seguinos

El Mundo

Estudio del BID. Las cuarentenas largas sirvieron de muy poco

NO HABRÍA QUE REPETIRLAS

Publicado

el

El paper muestra que Honduras y Argentina impusieron los confinamientos más extensos y afirma que “un enfoque de adaptación podría haber resultado más eficaz para salvar vidas y reducir los costos económicos y sociales”.


Los largos confinamientos masivos a los que recurrieron países como la Argentina sirvieron de poco en 2020 y no deberían repetirse en América Latina, porque si bien el desarrollo de vacunas efectivas contra COVID-19 “marca un avance histórico”, en 2021 “será difícil lograr la inmunidad colectiva con la misma rapidez en los países en desarrollo a través de la vacunación”, dice un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

 

“Esto significa que mientras el virus continúe propagándose por todo el mundo, resultará crucial gestionar las restricciones de movilidad de forma estratégica para poder controlar el contagio a corto y mediano plazo”, advierte el estudio, que señala que, a diferencia de las cuarentenas XL de Honduras, Argentina y Bolivia, los tres países que impusieron confinamientos masivos más largos (Gráfico), los enfoques dinámicos, de responder adaptativamente a la evolución del virus, como hicieron varios países desarrollados, fueron más apropiados. En América latina, dice, “un enfoque más de adaptación podría haber resultado más eficaz para salvar vidas y reducir los costos económicos y sociales”.

 

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

“América Latina y el Caribe tendrá que poner en práctica las enseñanzas adquiridas a partir de la amplia gama de enfoques que los países, en distintas partes del mundo, han implementado”, dice un pasaje. “La mayoría de los epidemiólogos están de acuerdo en que el uso del tapabocas y el distanciamiento social generalizado son la clave para prevenir el contagio, pero hay menos consenso sobre el éxito relativo de las intervenciones no farmacéuticas (INF), como los toques de queda y los confinamientos, para evitar que la gente se reúna a una distancia riesgosa”, dice otro tramo del estudio, realizado por Agustina Schijman, Carolina Correa Castro y Diego Vera-Cossio. Además, señala, “otras medidas de restricción de la movilidad, así como los costos económicos y sociales que estas conllevan, no han sido uniformes en todos los países”.

 

Aprender de la experiencia

Que los resultados no fueron buenos lo atestigua el hecho de que a pesar de tener Ias INF (como las cuarentenas) más rigurosas, los países latinoamericanos lideraron hasta mediados de noviembre de 2020 el ranking mundial en el número de casos de COVID-19: con apenas el 9% de la población mundial, la región representa el 21% de los casos confirmados y el 32% de las muertes a nivel global”, precisa el trabajo, basado en un “rastreador de respuesta gubernamental” y el “índice de rigurosidad” de los confinamientos elaborado por la Universidad de Oxford.

 

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Una primera conclusión del estudio es que “los países emergentes y en desarrollo, con pocas excepciones, tuvieron los confinamientos más estrictos y prolongados. Entre ellos, se destacan los países de América Latina y el Caribe: 8 de los 10 países con los confinamientos más prolongados entre marzo y octubre son latinoamericanos”. A la cabeza, figuran Honduras, Argentina y Bolivia. Un problema básico de los confinamientos –explica el estudio- es la capacidad de los gobiernos y la voluntad de los ciudadanos”.

 

Cumplimiento efímero

El trabajo también observa, utilizando índices de movilidad de Google de 125 países del mundo, que el cumplimiento efectivo de las cuarentenas “fue efímero”. En las primeras dos semanas de la pandemia los países que impusieron confinamientos más estrictos experimentaron una disminución sustancialmente mayor de la movilidad que aquellos que implementaron políticas menos estrictas, pero en las siguientes tres la movilidad comenzó a invertirse y para la décima había poca diferencia en el descenso de la movilidad entre los países con confinamientos más estrictos y los que habían aplicado medidas más laxas.

 

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

En Europa, precisa el estudio, los confinamientos duraron en promedio siete semanas, pero la movilidad también se observó en América Latina y el Caribe, incluso en países que mantuvieron confinamientos totales más allá de las diez semanas.

 

Los países de América latina tuvieron confinamientos iniciales más estrictos “pero su eficacia se diluyó rápidamente”. Y no fue por imprudencia. “Es improbable que este patrón haya sido impulsado por un menor temor a contraer el virus, ya que los casos confirmados siguieron aumentando mucho después de las primeras diez semanas de confinamiento”, dice el estudio. “A pesar de los largos confinamientos, la propagación del virus y el número de muertes se mantuvieron altos en América Latina y el Caribe”.

 

Mientras en las economías avanzadas las restricciones comenzaron a eliminarse a fines de abril de 2020, junto con la baja del número de muertes y contagios, en la mayoría de los países de América Latina las restricciones se mantuvieron mucho más tiempo pero tanto el número de casos como el de muertes por cada 100.000 habitantes alcanzaron niveles máximos y luego disminuyeron lentamente. “De hecho, varios países de la región registraron cifras récord de contagios y muertes por cada 100.000 habitantes durante junio y julio de 2020, incluidos los que aplicaron cuarentenas estrictas”, dice el estudio.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

 

Así, las cuarentenas quedaron a contramano de la evolución de la pandemia: fueron más rigurosas cuando había menos casos y se empezaron a flexibilizar o se levantaron cuando más muertes y contagios había, al revés que en los países que tuvieron reacciones adaptativas a la evolución del virus.

 

No es que los confinamientos no se cumplieran en absoluto, pues la movilidad disminuyó durante las primeras diez semanas, lo que retrasó la propagación del virus y las hospitalizaciones. “Pero el lento descenso de casos y muertes sugiere que los confinamientos estuvieron lejos de ser una fórmula mágica, probablemente debido a la baja capacidad de implementación de las medidas en la práctica y a un aumento en el incumplimiento después de esas primeras semanas. Se ha demostrado que en las economías emergentes y en desarrollo el distanciamiento social voluntario fue limitado, probablemente porque a muchas personas les resulta más difícil trabajar desde casa”, argumenta el estudio.

 

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

El enfoque de “adaptación a la crisis sanitaria” de algunos países avanzados les permitió reabrir antes sus economías, tras un proceso de prueba y error. Cuarentenas cortas, subraya el estudio, fueron seguidas de restricciones intermitentes a la circulación y complementadas con otras medidas, como “un esfuerzo por aumentar el número de pruebas y realizar actividades de rastreo de contactos”, explica. Y subraya: “los datos muestran que, en general, los países con políticas relativamente menos estrictas fueron más ágiles a la hora de incrementar las pruebas”. En cambio, las pruebas y rastreo de contactos fueron relativamente bajos en América Latina (algo muy marcado en el caso argentino).

 

En cuestiones de cumplimiento, dice el estudio, la confianza es importante y una “buena disposición” ciudadana podría compensar las dificultades de los gobiernos para hacer cumplir la ley. De hecho, en base a otro estudio, el BID remarca que en Europa la disminución de la movilidad durante los primeros meses de la pandemia fue sustancialmente mayor en aquellas regiones que, antes de la pandemia, tenían altos niveles de confianza en el gobierno. En base a índices de movilidad de Google y de confianza en el gobierno de la encuesta Latinobarómetro, el estudio muestra que el mismo fenómeno se reiteró en América Latina, aunque no suministra los datos por país.

 

No contándose aún con vacunas suficientes a nivel mundial, las lecciones de las primeras etapas de la pandemia son clave para frenar el brote en los próximos meses. “Nuestros hallazgos indican que mantener confinamientos severos durante un largo período de tiempo resultó todo un reto para América Latina y el Caribe y que un enfoque más de adaptación podría haber resultado más eficaz para salvar vidas y reducir los costos económicos y sociales”, insiste el estudio, y contrasta esa situación con la de los países avanzados donde “la adopción temprana de confinamientos de corta duración, seguida de un enfoque de adaptación y prueba y error, resultó eficaz para frenar la propagación del virus”. Además, reitera la importancia de la confianza de la población en sus respectivos gobiernos.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

 

“En los meses venideros –concluye- la capacidad de los países de América Latina y el Caribe para poner en práctica un enfoque de adaptación para contener el virus resultará crucial, ya que los retos logísticos de la entrega de vacunas (especialmente a las personas en situación de riesgo que viven en comunidades remotas y poblaciones vulnerables) probablemente requerirán que los gobiernos aprendan sobre la marcha, superen rápidamente los obstáculos y cambien sus planes de acuerdo con las necesidades”.

 

INFOBAE

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Mundo

Las baterías de arena pueden romper con el gran reto de las energías renovables

Publicado

el

Tras superar con éxito la fase piloto de pruebas, investigadores finlandeses han puesto en marcha en una central eléctrica la primera ‘batería de arena’ capaz de almacenar energía eólica y solar durante meses registrando mínimas pérdidas de calor. Es decir, aunque no sea una batería al uso, funciona como tal.

(https://www.motorpasion.com)Este dispositivo de casi siete metros de altura es capaz de albergar unas 100 toneladas de arena de construcción y según sus creadores, puede almacenar suficiente energía renovable y barata como para calentar 100 hogares durante quince días en la ciudad de Vatajankoski en Kankaanpää (Finlandia).

CÓMO FUNCIONA LA BATERÍA DE ARENA FINLANDESA

La solución de Polar Night Energy en realidad ‘es sencilla’, pues utiliza el exceso de electricidad procedente de fuentes de energía renovables convirtiéndola en calor resistivo y almacenándola para su uso posterior.

Esta ‘batería de arena’ es casi como una especie de tostadora eléctrica de gran tamaño, pues en lugar de mover electrones, mueve aire caliente a través de un sistema de tuberías que corre a través de la arena mediante un intercambiador de calor, llevándola a unos 500 ºC de temperatura media (aunque puede llegar a alcanzar los 1000 ºC).

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Este calor se puede almacenar “durante tres meses o más con una eficiencia de más del 90 %”, según Tommi Eronen y Markku Ylönen, los creadores de esta idea.

El acumulador tiene una potencia calorífica de 100 kW y una capacidad de 8 MWh, aunque sus creadores piensan que “es posible aumentar su capacidad hasta 20 GWh”.

Así, en los períodos más duros del invierno cuando el viento deja de soplar, el sol no brilla y la energía es más cara, la energía almacenada en esta ‘batería gigante’ se puede canalizar y bombear al sistema de calefacción urbana, que en Finlandia funciona a través de un sistema de tuberías y conductos subterráneos que alimenta hogares, negocios, instalaciones públicas, etc.

El dispositivo se ha instalado en la central eléctrica del pueblo finlandés de Kankaanpää en Vatajankoski, que gestiona el sistema de calefacción urbana de la zona, tras comprobar el buen funcionamiento de una instalación piloto de prueba de 3 MWh.

La ‘batería de arena’ (que puede funcionar con todo tipo de arena) está destinada principalmente a complementar los sistemas de calefacción tradicionales y reducir significativamente la cantidad de electricidad, petróleo o metano que se utiliza para calentar los edificios.

El método de utilizar arena como elemento principal de almacenamiento, es seguro y eficiente, pues apenas se producen pérdidas de energía. En cuanto a las emisiones de CO₂ del sistema, son las que proceden de los materiales de construcción, por lo que el calor extraído del almacenamiento es tan limpio como la electricidad que alimenta al almacenamiento.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Además, la arena es un material barato y abundante, lo que reduce los costes globales de este tipo de instalaciones.

Finlandia obtiene la mayor parte de su gas de Rusia, y actualmente Moscú ha interrumpido el suministro tanto de gas como de electricidad tras la decisión del país de unirse a la OTAN. Así, este tipo de solución económica y sostenible, podría aliviar parte de las preocupaciones de la ciudadanía, especialmente con el largo y frío invierno que les espera en el horizonte.

ARENA

“Si tenemos unas centrales eléctricas que sólo funcionan durante unas horas en invierno, cuando hace más frío, va a ser extremadamente caro”, dice la especialista en energía y clima de la ciudad, Elina Seppänen, en una entrevista con la BBC. “Pero este tipo de solución proporciona flexibilidad”.

Uno de los grandes retos que se plantean ahora en Polar Night Energy es saber si esta tecnología puede implantarse a gran escala “para marcar realmente la diferencia” y, si los promotores podrán utilizarla para obtener electricidad además de calor. Y es que uno de los aspectos negativos del proyecto es que para poner en funcionamiento el sistema, este requiere de una gran cantidad de energía.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Por el momento, el almacenamiento de energía verde en forma de calor se postula como una gran oportunidad para la industria, ya que actualmente la mayor parte del calor que se utiliza en procesos como la fabricación textil el farmacéutico o incluso el alimentario, procede de la quema de combustibles fósiles.

Otros grupos de investigación, como el Laboratorio Nacional de Energías Renovables de Estados Unidos, ya están estudiando activamente la arena como forma viable de batería para la energía verde.

De momento, los finlandeses son los primeros que cuentan con un sistema comercial en funcionamiento, y que “de momento funciona bien” según Pekka Passi, el director general de la central eléctrica de Vatajankoski.

Seguir leyendo

El Mundo

Libertad de expresión en línea en América Latina: desafíos, oportunidades y tendencias

Publicado

el

Como parte de la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, ACIJ elaboró el informe “Libertad de expresión en línea. Desafíos, oportunidades y tendencias en América Latina” que analiza los principales desafíos a partir de tres fenómenos: la vigilancia masiva, la moderación privada de contenidos y los fenómenos de desinformación y discursos de odio. El informe se presentó recientemente en El Salvador, junto al Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca.

El informe elaborado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) busca contribuir a un campo de estudio en crecimiento en Latinoamérica, así como un insumo de y para el activismo en la región. La metodología desarrollada permitió conocer, a través del trabajo y la voz de organizaciones de la sociedad civil de 15 países de la región dedicadas a la investigación y la incidencia, el estado de situación de algunos de los desafíos principales para la libertad de expresión en línea. Sus conclusiones advierten claramente que la agenda de la libertad de expresión tiene en los discursos en línea y en la deliberación pública en Internet un nuevo marco de tensiones.

El informe fue presentado el pasado 29 de julio en El Salvador junto al Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca, y la periodista salvadoreña Herminia Funes. El video del evento se encuentra disponible en este link.

Entre los principales hallazgos de este trabajo se destaca que “la censura derivada de la vigilancia masiva no es un problema emergente en la región, sino que ya se encuentra consolidado y extendido”, una actividad en la que los Estados aumentaron de forma generalizada sus capacidades tecnológicas, lo que se ha convertido en una preocupación central para las organizaciones de la sociedad civil la región por la cantidad de casos identificados de censura o persecución de activistas, periodistas o personas disidentes.

Asimismo, el informe concluye que “la moderación privada de contenidos es un debate emergente con miras a profundizarse en los próximos años”. Las organizaciones de la Alianza identifican como un debate creciente el rol ejercido por las grandes plataformas de Internet (en un mercado que presenta una alta concentración), dado que la forma en la que moderan contenidos es a través de algoritmos que deciden qué publicaciones o expresiones se ajustan a sus pautas y cuáles no, interviniendo así en las temáticas y tono de la conversación pública –entre otras consecuencias-. Por esta razón, los criterios y la transparencia de las políticas de contenido de las redes sociales y otras plataformas de expresión, así como de los algoritmos que las aplican, se han convertido en una preocupación prioritaria de numerosos y numerosas activistas.

Por último, el relevamiento realizado para el informe aborda las tensiones existentes entre libertad de expresión en línea, desinformación y discursos de odio, en tanto fenómenos extendidos y objeto de debate público generalizado en la mayor parte de la región. Se identificaron numerosos casos en la que estos discursos fueron impulsados tanto de parte de actores públicos y privados como formas de condicionar el debate público o de limitar la participación de terceras personas, en particular de grupos vulnerabilizados; al mismo tiempo que se observa con preocupación la frecuencia creciente con la que se identifican casos en los que los Estado intervinieron para limitar expresiones en línea bajo el argumento de que constituían este tipo de prácticas.

Accedé al informe completo

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

El Mundo

Las olas de calor continuarán hasta 2060

Publicado

el

Tenemos una atmósfera dopada, asegura el responsable de la agencia de la ONU encargada de vigilar el clima, que señala como las olas de calor como la que está viviendo buena parte de Europa en estos días serán normales en el futuro.

(www.onu.org) El calor extremo en Europa occidental está provocando devastadores incendios forestales en Francia y España y una sequía sin precedentes en Italia y Portugal, mientras el Reino Unido ha registrado este martes la temperatura más alta de su historia, con algo más de 40 grados centígrados, medidos en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Sin embargo, esto no es una excepción. Las olas de calor como la que actualmente vive Europa y otras tendencias negativas en el clima serán cada vez más frecuentes y continuarán al menos “hasta 2060”, según advirtió el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Este patrón está relacionado con el calentamiento observado del planeta que puede atribuirse a la actividad humana, lo que suscita una gran preocupación por el futuro del planeta.

“Las olas de calor se están haciendo más comunes a causa del cambio climático”, dijo Petteri Taalas que, usando una analogía deportiva, explicó que hemos dopado a la atmósfera inyectando más gases de efecto invernadero, sobre todo dióxido de carbono, por lo que el calentamiento y otras tendencias “continuarán al menos hasta 2060, independientemente del éxito o no a la hora de mitigar el cambio climático”.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

“En el futuro este tipo de olas de calor serán normales y veremos extremos aún más fuertes. Hemos lanzado tanto dióxido de carbono a la atmósfera que la tendencia negativa continuará en las próximas décadas y de momento no hemos sido capaces de reducir nuestras emisiones mundiales”, subrayó el experto en una rueda de prensa para analizar la actual ola de calor en Europa, celebrada junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En ese respecto, Taalas ahondó: “Ya hemos perdido la partida en lo que respecta al deshielo de los glaciares. Esperamos que el deshielo de los glaciares continúe durante los próximos cientos de años o incluso miles de años… El aumento del nivel del mar continuará durante el mismo período”.

Taalas reflejó la creciente preocupación por los patrones climáticos extremos en su elección de vestimenta el martes, dijo a los periodistas, eligiendo llevar manga corta y una corbata roja y azul, en reconocimiento al creciente número de alertas rojas que se encienden en toda Europa.

EFECTOS SOBRE LA SALUD

Taalas recordó que en 2003 una ola de calor dejó 75.000 muertos en Europa y destacó que, aunque ahora hay mejores medios de adaptación, la Organización espera un aumento en las muertes entre las personas mayores y con condiciones previas.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Sobre cómo nos afecta medicamente a los seres humanos, habló también en la rueda de prensa la doctora María Neira, de la Organización Mundial de la Salud, quien señaló que las olas de calor suponen un desafío ya que cuando la temperatura llega a 41 grados es algo excepcional y el cuerpo tiene que luchar por mantener estable la temperatura interna.

Esa lucha genera a su vez fatiga, golpes de calor, hipertensión, hipertermia y un cambio de comportamiento, agravado por la falta de descanso nocturno, que afecta incluso la salud mental.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Las olas de calor también actúan como una especie de tapa atmosférica, atrapando contaminantes y degradando la calidad del aire, con consecuencias negativas para la salud, sobre todo para personas vulnerables como los ancianos.

“El cambio climático está afectando a nuestra salud de muchas maneras, no sólo por las olas de calor, que tienen consecuencias directas”, sino también en otros ámbitos de la atención sanitaria esencial, como el aumento de los niveles de enfermedad, añadió la doctora Neira, directora de Salud Pública y Medioambiental de la OMS.

Explicó que está en juego el acceso fiable a los alimentos y al agua, ya que los niveles de producción agrícola “están en riesgo”, y que “seguramente habrá escasez de agua”.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Además, dijo que el 99% de la población mundial respira un aire que no cumple las normas sanitarias establecidas por la ONU, lo que repercute enormemente en las afecciones respiratorias y cardiovasculares crónicas.

Efectos sobre la agricultura y el turismo

El director general de la Organización Meteorológica Mundial también advirtió de los efectos de estos fenómenos climáticos extremos en la agricultura, ya que agostan los cultivos antes de las cosechas.

“Esperamos ver grandes impactos en la agricultura. Durante las anteriores olas de calor en Europa, perdimos gran parte de las cosechas. Y en la situación actual -ya tenemos la crisis alimentaria mundial a causa de la guerra en Ucrania- esta ola de calor va a tener un mayor impacto negativo en las actividades agrícolas”, alertó Taalas.

Las olas de calor también tendrán un impacto en el turismo en el sur de Europa ya que, como el indica el funcionario de la ONU, no es muy agradable visitar los sitios turísticos de países como Grecia, Italia, España y Portugal a temperaturas que rondan los 40 grados.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Robert Stefansky, jefe de Servicios Aplicados del Clima de la OMM, señaló por su parte que se espera que el pico de la actual ola de calor se haya alcanzado este martes en el Reino Unido, Francia y Suiza, aunque se prevé que continué unos días más.

Stefansky recordó que aún no se ha superado el récord de temperatura en Europa, registrado en la isla italiana de Sicilia el año pasado, cuando se alcanzaron los 48,8 grados centígrados, pero indicó que ayer el servicio meteorológico de Portugal observó una temperatura de 47 grados.

“Nuestra preocupación es que estos récords se producen cada vez más cercanos en el tiempo”, añadió Stefansky.

Una estación de paneles solares en Andalucía, en el sur de España.Climate Visuals Countdown/Andrew Watson

Una estación de paneles solares en Andalucía, en el sur de España.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

La clave es la ambición

Para la doctora Neira, “la mejor solución será, de nuevo, ser muy ambiciosos a la hora de abordar las causas de este calentamiento global”.

“Llevamos mucho tiempo alertando de que el cambio climático está afectando mucho a la salud humana”, lo que también repercutirá en la lucha por alcanzar las emisiones netas de carbono, y en la crucial transición hacia fuentes de energía limpias y renovables, subrayó.

Finalmente, dijo que se teme que en las próximas semanas se produzcan más muertes entre los ancianos y las personas con problemas de salud preexistentes, debido a la ola de calor que se está produciendo, con los consiguientes retos para los sistemas sanitarios, para hacer frente a la creciente demanda.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos