Seguinos

El Mundo

Quién es Dani Alves, el exlateral del Barcelona acusado de violar a una joven en una discoteca

Publicado

el

El viernes, Dani Alves fue detenido e ingresó en prisión provisional sin fianza acusado de violar a una mujer el pasado diciembre en una discoteca de Barcelona.

Habitual de las salas de fiestas de la capital catalana, el jugador de fútbol les pidió un favor a unos amigos periodistas en una de esas noches de juerga: “No me expongáis, nada de fotos”. Ocurrió en la época de Luis Enrique como entrenador del Barça, todavía en el pico de su carrera. En aquel momento estaba, además, lesionado, por lo que se le presuponía guardando reposo. Y sus colegas cumplieron ese pacto.

El brasileño nunca ha escondido su gusto por la vida nocturna. Excéntrico a la hora de elegir su vestuario, siempre busca ser el centro de atención. Lo hacía en los asados que se organizaban en Barcelona con el grupo de Lionel Messi y compañía —era el encargado de la música—, también con su entorno más cercano. “Si estábamos en una discoteca y se le acercaba una tía, él le decía que sí, pero con la condición de que trajera amigas para sus amigos”, asegura uno de sus colegas en la capital catalana.

Al futbolista brasileño “le gustaba la fiesta”, dice un empleado del Barcelona, que añade que al día siguiente llegaba al entrenamiento, sin haber descansado, y “nunca se le notaba el cansancio”. El defensa, amable con la prensa, siempre ha presumido de una vida súper profesional: futbolista pionero en cuidar su alimentación, como también en construirse un gimnasio en su domicilio para ejercitarse fuera de la rutina de sus clubes. Sus estadísticas lo avalan. A sus 39 años, formó parte de la convocatoria de Brasil en el último Mundial y nadie cuenta con más títulos que él: 42, seguido por Lionel Messi, que suma 41 después de coronarse en Qatar 2022.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Hijo de la marginalidad, el brasileño regresa cada tanto a su vieja casa en un barrio duro de las afueras de Bahía. En 2017, publicó una foto en la cama en la que solía dormir de pequeño. “La vida es dura para quien es blando. Volver aquí sirve para purificar mi felicidad. No tengo necesidad de dinero ni de aplausos, solo de salud, una buena cama, un colchón decente y mucha fuerza de voluntad”, escribió. Alves, sin embargo, apoyó al expresidente Jair Bolsonaro en las últimas elecciones en Brasil. “Hay un eslogan que me encanta”, apuntó. Y soltó la frase habitual de Bolsonaro: “Brasil por encima de todo, Dios por encima de todo”. No fue el único futbolista brasileño que apoyó a Bolsonaro, también, por ejemplo, lo hizo su amigo Neymar.

En medio de las polémicas que ha arrastrado, Alves abanderó en más de una ocasión la lucha contra el racismo. A veces de una forma más vehemente —”Europa está llena de racistas”, dijo en 2022—; otras, más irónica. En 2014, en el Madrigal, el antiguo campo del Villarreal, le lanzaron un plátano. Alves lo cogió y se lo comió antes de lanzar un saque de esquina. “Hay que reírse de estos retrasados”, comentó tras el duelo ante el conjunto amarillo.

Su personalidad, por momentos reivindicativa, otras veces descarada, le jugó alguna que otra mala pasada. En 2012, en un partido en el que el Barcelona de Guardiola goleaba al Rayo, Alves se puso a bailar junto a Thiago para celebrar el quinto gol. Carles Puyol, entonces capitán, cortó el festejo. “No son actos de jugadores del Barcelona, pedimos disculpas”, dijo Guardiola tras el encuentro.

Aunque es considerado el mejor lateral derecho de la historia del Barça junto al uruguayo Benítez, a pesar de que se le ve como alguien divertido y profesional, ha sido también polémico. Ahora, ha ido mucho más allá de la polémica. Lo que hizo en el baño de un club elitista de la zona alta de Barcelona en una de sus últimas escapadas nocturnas lo ha dejado en prisión preventiva y sin fianza, acusado de violación.

Fuente: elpais.com

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Mundo

La joven que denunció a Dani Alves por violación renuncia a la indemnización

Publicado

el

“La mujer que asegura haber sido violada por Dani Alves ha renunciado ante la jueza a ser indemnizada económicamente por el jugador si resulta condenado”, escribe @pablom_m en su cuenta de Twitter. “Renuncia a pesar de que estaría en su pleno derecho, porque sabe que lamentablemente quien está bajo sospecha es ella”, critica a renglón seguido.

La mujer mantuvo la renuncia aun cuando la jueza le recordó que, en caso de condena, tiene derecho a ser resarcida económicamente por las lesiones y los daños morales sufridos. Sin embargo, la joven subrayó que su objetivo es “que se haga justicia”. Como si recibir dinero después de ser violada no pudiera ser justo en ningún caso.

Estoy segura de que si la misma mujer denunciara un siniestro automovilístico no rechazaría la indemnización correspondiente en caso de sufrir lesiones. Entonces, ¿qué es lo que hace distinta la justicia en una violación? La respuesta ha sido y sigue siendo el honor. Porque cuando una mujer es violada siente, aún hoy, que su honorabilidad ha sido o va a ser puesta en duda. Una no puede cobrar dinero por haber sido violada, pues este intercambio socavaría todavía más su honor.

Mithu M. Sanyal nos recuerda en su ensayo Violación (Reservoir Books) que “en Gran Bretaña, la violación fue castigada con la pena capital hasta 1841, y en Estados Unidos hasta la década de 1970. Pero solo si la mujer había ‘poseído’ una honra que podía haber sido robada; a diferencia de una furcia que la hubiera perdido por voluntad propia o cualquier de las diversas clases de mujer —negras, colonizadas, prostitutas, pobres— que no tenían honra alguna en primer lugar”. Así, la honra de la mujer ha sido históricamente un hecho decisivo en el juicio de cualquier caso de violación. Tanto es así que todavía hoy resulta habitual en los casos de violación que sea la víctima, y no el acusado, la sometida a un juicio público.

Eso explica el tuit que ha escrito Bob Pop: “Leo y oigo a centurias defender a Dani Alves argumentando que un tipo como él (rico, joven y famoso) ‘no tiene necesidad de violar a una mujer’, como si violar a una mujer pudiera ser una necesidad justificada en algún caso.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Es verdad que el Estado de derecho ampara a las víctimas de violación, pero el Estado de derecho no va a la Universidad ni al trabajo ni al patio del instituto ni a las comidas familiares. Por eso, pensar que una mujer violada no será una mujer juzgada es vivir fuera del mundo. Y este es el motivo por el que tiene sentido renunciar a la indemnización. Si renunciar a ese dinero permite a la víctima restituir su honor, la pérdida económica cobra sentido. Así, gracias a su desistimiento, nadie puede decir que la joven que ha denunciado a Dani Alves lo ha hecho “por dinero”. Aunque ya hay quien clama en Twitter que lo ha hecho “por la fama”.

Fuente: elpais.com

Seguir leyendo

El Mundo

Desaparece el actor Julian Sands cuando hacía senderismo en una montaña de California

Publicado

el

La esposa del intérprete británico de ‘Una habitación con vistas’ y ‘Warlock’ denunció el día 13 que desconocía su paradero después de una excursión en los montes de San Gabriel

El actor británico Julian Sands, de 65 años, es uno de los dos excursionistas desaparecidos en las montañas de San Gabriel, en el sur de California (EE UU). El intérprete, que se hizo popular después de sus papeles en Una habitación con vistas (1985) y Warlock (1989), está siendo buscado por las autoridades y por un equipo de rescate desde el viernes día 13, cuando su mujer denunció su desaparición, según un comunicado del sheriff del condado de San Bernardino recogido por medios locales.

“Alrededor de las siete y media de la tarde del viernes 13 de enero se informó la desaparición de un excursionista en el área de Baldy Bowl”, explicó Nathan Campos, cabo del departamento del sheriff, a la revista People. “Por lo que tengo entendido, se fue en algún momento de ese día para una caminata y cuando no regresó, su familia lo denunció como desaparecido”, señaló Gloria Huerta, portavoz del departamento policial, en declaraciones a la agencia AP.

“Se ha enviado un equipo de búsqueda, pero debido a las condiciones meteorológicas se retiraron el sábado. Habrá helicópteros y drones para continuar con la búsqueda si el tiempo lo permite”, añadió Campos. Se espera que una vez que las condiciones meteorológicas y de seguridad mejoren, los equipos de rescate puedan seguir trabajando.

Es conocida la pasión por la montaña y la naturaleza del actor. Julian Sands ha contado que su momento más feliz siempre es cuando se encuentra cerca de la cumbre de una montaña “en una gloriosa mañana fría”, como explicó en una entrevista concedida al diario británico The Guardian en 2020.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

En la misma charla admitió que su pasión por el alpinismo le ha llevado a situaciones en las que temió por su vida. “A principios de los noventa, en los Andes, cuando estábamos atrapados en una tormenta atroz por encima de los 20.000 pies con otros tres”, recordaba. “Todos estábamos muy mal. Algunos tipos cercanos a nosotros perecieron; tuvimos mucha suerte”, decía el intérprete entonces.

A la par que al actor inglés, padre de tres hijos y que desde hace años junto a su esposa, la escritora estadounidense Evgenia Citkowitz, vive en Los Ángeles, las autoridades también buscan por separado a un residente de Hathorne llamado Bob Gregory en la zona de Crystal Lake, también situada en las montañas de San Gabriel, según cuenta la televisión estadounidense ABCNews.

Mientras continúan los rastreos, las autoridades han pedido, a través de la página oficial de Facebook del sheriff del condado de San Bernardino, a todos los excursionistas —incluso a los más expertos— evitar los paseos y las caminatas en la zona del monte Baldy por el alto riesgo de sufrir un accidente.

Fuente: elpais.com

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

El Mundo

Venezuela, Ecuador y Bolivia encabezan las tasas de hambre en Sudamérica

Publicado

el

La región más desigual del mundo registra el costo más alto de una dieta saludable a escala global, según el último informe de la FAO

El número de personas con hambre se duplicó en Sudamérica entre 2015 y 2021, pasando de 17,2 millones a 34,2 millones, según el informe Panorama regional de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina publicado el miércoles por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Venezuela registra la mayor tasa de subalimentación -personas que no pueden adquirir alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de energía alimentaria mínimas durante al menos un año-, con 22,9%, seguida de Ecuador (15,4%) y Bolivia (13,9%). En Colombia, Paraguay, Perú y Surinam superó el 8%. A escala regional, 56,5 millones de personas padecieron hambre el año pasado, un 30,5% más que la cifra pre-pandemia.

En 2021, la inseguridad alimentaria, es decir, carecer de acceso regular a suficientes alimentos, afectó al 40% de la población de América Latina y el Caribe, superando significativamente el promedio mundial (29,3%). La inseguridad alimentaria grave ha aumentado a un ritmo más rápido en Sudamérica que en el resto de la región. La cifra de afectados se ha triplicado desde 2014, pasando de 22 millones a 65,6 millones de personas. A nivel global, esta problemática afecta más a las mujeres que a los hombres. La disparidad en la región es de 11,3 puntos porcentuales, la mayor a la del mundo, donde la brecha promedio es de 4,3.

El informe da cuenta que el hambre, la inseguridad alimentaria, el sobrepeso infantil y la obesidad en adultos están empeorando en la región. Los únicos avances recientes hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por los países miembros de la ONU para 2030, han sido en el ámbito de la lactancia materna entre los menores de seis meses y el retraso del crecimiento infantil. La FAO explica que las “preocupantes tendencias” se deben, en gran medida, a tratarse de la región más desigual del mundo, sumado al fuerte impacto de la pandemia, que afectó desproporcionadamente a las mujeres, y la inflación alimentaria, marcada por la guerra en Ucrania.

Las altas tasas de inflación reducen el poder adquisitivo de los hogares, afectando especialmente entre la gente de menores ingresos, que son las que gastan una mayor proporción de su presupuesto en alimentos. Una mala calidad de la dieta puede derivar en el retraso del crecimiento, la anemia, el sobrepeso y la obesidad. En América Latina y el Caribe, la obesidad, por ejemplo, afecta a casi una cuarta parte de la población adulta (24,2%), muy por encima del promedio mundial (13,1%), según la última medición disponible de este indicador, que data de 2016. Una buena noticia es que, al igual que la tendencia mundial, Sudamérica ha mostrado importantes avances en la reducción del retraso del crecimiento. Entre 2000 y 2020 redujo los afectados en un 41%.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

En 2020, 131 millones de personas en la región no pudieron permitirse el costo de una dieta saludable, que son cuatro veces más caras que una energéticamente eficiente. En la región, cuesta 3,89 dólares por persona por día, el precio más alto en comparación al resto del mundo, cuyo promedio es 3,54. Estas dietas se basan en una amplia variedad de alimentos no procesados o mínimamente procesados, que sea equilibrada, y que incluya un mínimo de cinco porciones de frutas y verduras al día. “Aunque la situación fiscal de muchos países de la región supone un reto importante para los gobiernos, es imperativo abordar el costo y el acceso a las dietas saludables”, alerta el documento de la FAO.

Para abaratar los costes de una dieta saludable, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación considera “crucial” aumentar y mejorar la eficiencia y eficacia de las inversiones en políticas alimentarias y agrícolas en tres áreas principales del sistema: políticas orientadas a los productores de alimentos, al comercio y a los mercados, y a los consumidores de alimentos. Las buenas prácticas en la región revelan que aumentar la producción y productividad de alimentos más diversos puede lograr que los alimentos nutritivos sean más accesibles a los consumidores. Las políticas que apoyan la producción de alimentos de las familias agricultoras y a pequeña escala, y que vinculan su producción a programas alimentarios o mercados locales a través de cadenas de suministro de alimentos más cortas, permiten aumentar los ingresos de los agricultores y reducir el coste de los alimentos nutritivos.

Fuente: elpais.com

Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos