Seguinos

Ambiente

Visón americano. Un carnívoro se adueñó de la Patagonia argentina

Publicado

el

Entre 1930 y 1970 la industria de la moda potenció, con el auspicio de las autoridades, la instalación de criaderos de animales cuya piel era utilizada para la confección de abrigos. Así llegó el visón americano a la Argentina.

(https://es.mongabay.com. Por Rodolfo Chisleanschi) La crisis de esa industria llevó al cierre de casi todos los criaderos y la liberación de los visones condujo a su expansión en vida silvestre. Hoy, el visón ocupa casi toda la Patagonia, desde Neuquén a Tierra del Fuego.

Su erradicación ya es imposible. Su carácter depredador y oportunista lo ha transformado en una amenaza para especies en peligro como el macá tobiano, la gallineta chica o el pato de los torrentes.

El macá tobiano (Podiceps gallardoi) es una pequeña ave endémica de Santa Cruz, la más austral de las provincias continentales argentinas. Su estado de conservación es crítico y la continuidad de la especie depende de muy diversos factores, pero dado que el éxito reproductivo tiende a ser escaso —apenas cuatro ejemplares se sumaron a la población en las últimas cinco temporadas de cría—, la supervivencia de las aves adultas resulta vital.

Muy selectivo en sus hábitos, el macá solo tiene sus nidos en las lagunas de altura de la meseta cordillerana. Allí establece sus colonias cada verano, pero en 2011, un único individuo de visón americano (Neovison vison) descubrió una de esas colonias. Su visita hizo estragos: mató 33 aves adultas, destrozó los nidos, los huevos y los pichones que encontró a su paso. En una sola noche puso en peligro la existencia de toda una especie.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Exótico, ya que es natural de Canadá y Estados Unidos; el visón es considerado por el gobierno argentino como una especie invasora en el país, una verdadera “plaga” que recorre prácticamente toda la Patagonia argentina. Su presencia ha sido detectada desde Neuquén, al norte, hasta la Isla Grande de Tierra del Fuego en el confín más austral de América, y se extiende también por la vertiente chilena de los Andes. Su gran capacidad de adaptación le permite acomodarse a todos los ambientes: montañas, bosques, mesetas, costas. Los expertos aceptan que su población es imposible de cuantificar hasta el momento, pero tiende a expandirse, más allá de las medidas de control que poco a poco se han ido estableciendo.

“Son unos cazadores súper eficientes, con una habilidad muy desarrollada que les permite atacar aves de tamaño considerable, como el cisne negro o el cauquén, que puede pesar hasta tres kilos”, explica Laura Fasola, doctora en biología y coordinadora del Programa Patagonia de la organización Aves Argentinas. Ella es una de las mayores expertas del país en el estudio de la especie.

Ni el tamaño, que apenas alcanza los 70 centímetros de largo en los visones machos, ni su volumen —no llega a los dos kilos de peso— llevan a imaginar su gran voracidad y su preferencia por los seres alados. Es omnívoro y oportunista. Come peces, reptiles, roedores y anfibios, pero también frutos. Tienen una dieta que les garantiza alimentación en casi todas las circunstancias posibles.

El macá tobiano atraviesa una situación dramática. Solo 750 individuos componen su población y el visón americano es una de sus principales amenazas. Foto: Matías Schinca.

El macá tobiano atraviesa una situación dramática. Solo 750 individuos componen su población y el visón americano es una de sus principales amenazas. Foto: Matías Schinca.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Lee más | Derrame de petróleo: más de 200 días después, 34 sitios y un área protegida siguen afectados en la costa central de Perú

GRANJAS DE 30 MIL INDIVIDUOS

Todo comenzó hace 90 años, cuando la moda internacional impuso el uso de los abrigos de piel como símbolo de sofisticación. Por todo el planeta florecieron los criaderos de animales destinados a la posterior confección de prendas y el sur de América fue uno de los puntos elegidos por la industria. “En los años treinta del siglo pasado, en la Argentina hubo incluso políticas gubernamentales que impulsaron la apertura de esos establecimientos”, relata Fasola. Por ejemplo, un estudio de 2014 indica que: “Específicamente con respecto al visón, en la década de 1930, el Ministerio de Agricultura argentino impulsó iniciativas de crianza de peletería, para diversificar las actividades económicas rurales”. Referencias similares al apoyo del gobierno a la expansión del visón quedan en evidencia en muchas otras investigaciones que se han publicado a lo largo de los años.

El visón americano se transformó en una de las estrellas del momento, con granjas dispersas por todo el sur del país. Las más grandes llegaron a contar hasta con 30 000 animales, pero no todas eran suficientemente seguras ni tampoco todas resultaron exitosas. Fue entonces cuando comenzaron los problemas. Los ejemplares que lograban escapar de las jaulas fueron el “germen” de la población silvestre de visones. El cierre de aquellos criaderos que fracasaban iba ampliando el número, ya que la mayoría de los animales eran liberados sin ningún control.

A partir de los años noventa las pieles sintéticas y el crecimiento de la conciencia conservacionista llevaron a la ruina definitiva del negocio y la cantidad de visones sueltos se multiplicó de manera exponencial.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Varios factores favorecen el crecimiento de la población. Por un lado, carece de grandes depredadores naturales: “Sus enemigos en el continente son el puma y algunos zorros, mientras que no tiene ninguno en Tierra del Fuego”, comenta la bióloga Lucía Rodríguez Planes, quien forma parte de la Dirección Regional Patagonia Austral de la Administración de Parques Nacionales (APN).

Tres visones americanos caminan despreocupados por la orilla de una laguna. El puma es prácticamente el único depredador que tiene la especie en la Patagonia. Foto: Romina Mancilla.

Otro de los factores de éxito del visón tiene que ver con las peculiaridades del aparato reproductivo de las hembras: “Poseen un reservorio donde pueden guardar semen de más de un macho, lo que provoca una fecundación selectiva. Por otro lado, el aumento de variables genéticas beneficia a una especie invasora porque mejora su capacidad de adaptación a los nuevos entornos. Pero, además, tienen la capacidad de retrasar la implantación del óvulo si las condiciones climáticas externas le resultan adversas, lo que les asegura el éxito de la camada”, indica Rodríguez Planes.

La explicación a su amplia y diversa distribución es más sencilla. Se trata de animales que ligan su vida al agua. Abundan en áreas lacustres, siguen la corriente de los ríos y se acomodan a la perfección al ambiente marino. “Si todavía le quedan algunas zonas por colonizar es porque todavía no han llegado a ellas. Pensemos que desde su introducción en el país no han pasado ni 100 años, un tiempo todavía escaso para abarcar todo el territorio patagónico”, reflexiona Hernán Pastore, biólogo referente de fauna de la Dirección Regional Patagonia Norte en la misma APN.

Si todo lo dicho fuese poco, el ser humano suele sentir una empatía natural con los visones americanos. Alargados, recubiertos con mucho pelo, de patas cortas y pequeñas manchas blancas en el rostro y el vientre, el visón tiende a despertar ternura. “Son animalitos preciosos, simpáticos, parecidos a los hurones que se tienen de mascota”, señala Laura Fasola, quien a manera de anécdota relata que más de una persona le ha pedido un ejemplar de regalo.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

UNA INVASIÓN SUTIL Y SILENCIOSA

El rompecabezas de complicaciones con el visón americano se completa con otra particularidad. A diferencia de lo que ocurre con el castor (Castor canadensis), especie invasora que causa destrozos muy notables en la flora nativa del bosque de Tierra del Fuego, las consecuencias de la acción de los visones no resultan evidentes a simple vista, excepto cuando ataca animales de corral, perjudicando a los dueños de pequeñas granjas.

“Es muy difícil medir el impacto real sobre las especies que depreda”, resume Alejandro Valenzuela, bioecólogo especializado en manejo de especies invasoras e investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). “Salvo en situaciones particulares, el visón nunca ha sido la principal amenaza de una especie, sino más bien la última gota que rebalsa el vaso”, añade Laura Fasola. “Se trata —puntualiza Valenzuela— de invasiones conocidas como silenciosas”.

Los efectos que produce deben buscarse entonces de un modo indirecto. “Algunos trabajos muestran que donde hay visones la reproducción de aves acuáticas es menor y tenemos indicios de que es uno de los problemas de conservación que sufre el pato de los torrentes (Merganetta armata)”, subraya Hernán Pastore.

Los estudios mencionan que el carácter omnívoro del visón extiende sus efectos al resto de la cadena trófica, porque ayuda a disminuir las poblaciones de crustáceos y peces en zonas costeras, o de anfibios y reptiles en otros ámbitos. Las consecuencias preocupan especialmente en zonas geográficamente aisladas, como el archipiélago fueguino, donde la actividad de un depredador exótico e invasor podría causar mayores estragos.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

“El gran problema de sus amenazas es que son sutiles y graduales. Nadie encontró una gallineta chica (Rallus antarctica) o un pato depredado por un visón, pero al observar los datos de población de la gallineta se comprueba que su distribución se redujo en un 80 % y hoy está restringida a algunas cuencas que coinciden con las últimas zonas de avance de los visones”, indica Kini Roesler, biólogo, director del programa Macá Tobiano de Aves Argentinas y ganador del Premio Whitley en 2021.

Instalación de una trampa de captura sobre las aguas de un río. Según estén provistas o no de una guillotina estas herramientas matan o solo atrapan al individuo que entra en ella. Tampoco está del todo clara la influencia que el visón ejerce sobre el huillín (Lontra provocax), la nutria nativa de la Patagonia clasificada como En Peligro en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). “El tamaño sensiblemente mayor del huillín descarta la depredación directa, pero la competencia por alimentos similares podría ser un factor que empeore su situación en zonas donde la densidad de nutrias sea especialmente baja”, dice Hernán Pastore.

Luego de que 17 millones de visones fueran sacrificados en Dinamarca a inicios de la pandemia de COVID-19, tras demostrarse que hospedaban el virus SARS-Cov2, se encendió una nueva alarma: la posibilidad de que la especie pudiera contagiar sus patógenos a otros mamíferos. “Existe una variante de la enfermedad aleutiana, propia del visón. Se trata de una virosis que podría afectar a los animales con los que comparte las áreas de distribución”, sostiene Lucía Rodríguez Planes.

Foto. Romina Mancilla

CONTROLES SELECTIVOS EN ÁREAS CLAVES

La dificultad para demostrar con datos concretos los daños que produce el visón americano sobre la fauna local ha sido uno de los grandes obstáculos que han encontrado los científicos para investigar a fondo la especie. Al mismo tiempo, esta situación expone cierta falta de interés institucional para buscar soluciones a su invasión, poner en marcha programas de manejo y sostenerlos en el tiempo. “El tema del control de especies exóticas requiere de continuidad. No se puede controlar una especie hoy, mañana no y después otra vez sí, pero esto es lo que viene sucediendo desde hace años”, expresa sin titubeos Hernán Pastore.

“A principios de los años setenta, los guardaparques del Parque Nacional Los Alerces, en el centro de la Patagonia, empezaron a ver cada vez más visones, al tiempo que iban desapareciendo las aves de las lagunas y los coipos (Myocastor coypus), una nutria roedora [nativa del sur de Sudamérica] cuyas poblaciones eran bastante importantes. Habían pasado 10 o 15 años desde el cierre del primer criadero de visones y fueron las primeras alarmas”, rememora Laura Fasola. Los cuidadores del área protegida detectaron el peligro y construyeron pequeñas trampas de madera para intentar ponerle un freno al avance de la especie exótica.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Desde entonces, las técnicas y los modos de combatirlos han avanzado, adaptándose a las circunstancias y la fauna a proteger. Alejandro Valenzuela resume el concepto general de las tareas que se desarrollan: “Lo ideal sería erradicar la especie, pero sabemos que esto ya es imposible. Entonces la mejor estrategia es hacer un control en sectores importantes para la conservación de la biodiversidad”.

Partiendo de esa base se han obtenido algunos éxitos. El más notable, sin duda, fue el obtenido en defensa del macá tobiano. La instalación de trampas de captura muerta —el animal que cae en ellas muere de manera instantánea— en los ríos que alimentan las lagunas donde nidifica la especie, y el patrullaje permanente durante la temporada de incubación y nacimiento de los pichones, ha conseguido que desde aquella noche de 2011 no se repita ningún episodio semejante entre la amenazada ave y el intruso omnívoro.

“Son unas 70 trampas en un recorrido total de unos 150 kilómetros que los llamados ‘guardianes de colonias’ [de aves] recorren una vez por semana de noviembre a mayo. El esfuerzo es enorme, pero gracias a esta doble estrategia no entró ni un visón más en esas lagunas”, afirma Roesler.

EL DESAFÍO DE LOGRAR LA APROBACIÓN POPULAR

En el Parque Nacional Los Glaciares se ha establecido un sistema de control preventivo para proteger una población de gallineta chica, empleando una táctica semejante a la usada en Los Alerces. En cambio, en la cuenca media del Río Chico, donde reside el mayor número de visones, la táctica es diferente. “Es un área de juncales demasiado amplia como para establecer una prevención permanente y por eso allí preferimos hacer un monitoreo constante para detectar el momento en que algún visón entra a la zona”, explica Roesler.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Muy poco estudiada, la gallineta chica padece como pocas especies el ataque del visón americano. Su área de distribución se redujo en un 80 % y hoy está muy fragmentada. Foto: Hernán Povedano.

Muy poco estudiada, la gallineta chica padece como pocas especies el ataque del visón americano. Su área de distribución se redujo en un 80 % y hoy está muy fragmentada. Foto: Hernán Povedano.

Más al norte, en el Parque Nacional Nahuel Huapi, se intenta proteger al pato de los torrentes colocando trampas de captura viva —que atrapan al ejemplar que cae en ellas sin matarlo—, dado que se podría provocar la muerte incidental de huillines, zorros y otros mamíferos menores que se encuentran en la zona.

Tareas semejantes se llevan a cabo en otras áreas protegidas pero, el punto crítico es que fuera de ellas no hay ningún tipo de control y eso impide eliminar por completo los problemas que causan los visones.

Valenzuela insiste, por su parte, en la importancia de lo que llama “la pata social” para alcanzar un mayor grado de éxito: “La manera de comunicar lo que hacemos y la educación ambiental relacionadas con las invasiones biológicas son aspectos muy importantes para lograr la aprobación del público sobre el tipo de manejo y conseguir que estos sean más efectivos”, señala a partir de la experiencia ganada gracias a un estudio realizado en torno a la erradicación del visón. “Cuando preguntamos a la gente si está de acuerdo con eliminarlos, casi la mitad contesta que no. Una vez que a las mismas personas se les explica el riesgo que genera en otras especies, la aceptación aumenta. Pero al contarles cuál es el método de eliminación, este les resulta cruel y la negativa es incluso mayor que al principio”.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Para los expertos, el tema de aceptación social es uno de los más complicados, sobre todo en especies que generan carisma, empatía y hasta ternura en los seres humanos.

En 2014, la provincia de Santa Cruz, por ejemplo, declaró al visón “especie perjudicial”. El año pasado finalizó el largo proceso de elaboración de una lista de toda la fauna y flora exótica en el país y, en junio de 2022, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación adoptó por fin una Estrategia Nacional para “diseñar, implementar y ajustar políticas públicas destinadas a enfrentar el problema de las invasiones biológicas”. Sin embargo, aún no se sabe cuándo se empezarán a concretar esas políticas públicas.

A la guerra contra la invasión del visón americano todavía le quedan muchas batallas por librar en Argentina. Mientras tanto, como dice Alejandro Valenzuela: “Solo queda convivir con él de la manera ‘menos peor’ posible”.

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ambiente

María Elina Serrano. “Es muy difícil hacer una ley desde las grandes ciudades”

Publicado

el

(https://medios.unne.edu.ar) La especialista en Ingeniería Sanitaria y Ambiental María Elina Serrano dialogó con Radio UNNE FM 99.7 y analizó los proyectos que actualmente se debaten en comisiones del Congreso Nacional para avanzar en la Ley de Humedales.

“Esto se debatió una vez que se hizo visible en las grandes ciudades, pero para quienes convivimos en el humedal, es otra cosa. Es un lugar donde se realizan actividades económicas, productivas, donde hay ciudades, obras de infraestructura. Por ahí se tiene la idea de que el humedal es un estero donde no vive nadie y hay que proteger la vida silvestre”, comentó Serrano en entrevista con el programa Café Cortado.

“ES MUY DIFÍCIL HACER UNA LEY DESDE LAS GRANDES CIUDADES LAS PROVINCIAS Y DEBEN SER ACTORES ESTRATÉGICOS”

A su vez, explicó que “se están debatiendo seis proyectos distintos, tratando de compatibilizarlos para obtener dictamen y pasar al recinto en octubre. Es un proyecto que se viene trabajando hace más de 10 años, no solo desde la legislatura, sino también desde la sociedad civil que establece presupuestos mínimos, es decir, los contenidos mínimos para un inicio, pero no una respuesta inmediata”.

Serrano es ingeniera hidráulica y autora de diversos artículos periodísticos en materia ambiental. Sobre las atribuciones territoriales, explicó que “la Constitución establece que los recursos naturales son dominios de las provincias y deben ser actores estratégicos para definir las características y presupuestos de que es un humedal, darle cual es el sentido y uso del humedal. Es muy difícil hacer una ley desde las grandes ciudades”.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

“PARA QUE UNA POLÍTICA AMBIENTAL TENGA ÉXITO NECESITA CONTINUIDAD, Y ARTICULACIÓN”

“Para que una política ambiental tenga éxito necesita continuidad más allá de los colores políticos. También debe haber articulación. Ningún organismo, ni municipal, provincial o nacional puede solo y debe coordinar acciones en el territorio, sobre todo de control y conocimiento. Las fronteras administrativas no separan el ambiente.  No podemos controlar lo que no sabemos que existe. También se necesita presupuesto, pero no únicamente dinero, sino tiempo para capacitar e integrar a las comunidades”, reflexionó Serrano.

“LAS FRONTERAS ADMINISTRATIVAS NO SEPARAN EL AMBIENTE”

“Ponernos con la ley de humedales cada dos años no alcanza. Vamos a tener una ley pero, ¿será efectiva en el territorio? Hoy, por ejemplo, tenemos serios problemas con la Ley de Bosques. Hay un error en considerar al ambiente solo como un medio natural y no como social. Si no consideramos a los ecosistemas como socio-bioecosistemas res imposible una ley efectiva en el territorio”, analizó.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app
Seguir leyendo

Ambiente

Actualizan inventario de hormigas del Chaco Húmedo y proponen prioridades de conservación

Publicado

el

Una serie de estudios desarrollados en la UNNE actualizó el registro de especies de hormigas de la gran región “Chaco Húmedo”, y aportó información sobre los efectos de la acción antrópica en la estructura del ensamble de hormigas en este sitio de alta biodiversidad que incluye zonas de Argentina, Paraguay y Brasil. Se busca establecer “hotspot” o puntos prioritarios de conservación.

Las hormigas constituyen uno de los grupos de insectos más abundantes en los ecosistemas terrestres, con una amplia distribución biogeográfica.

Ocupan una gran variedad de nichos, desempeñando roles claves en las redes que componen cada ecosistema que habitan, además de ser indicadores del estado de los ambientes.

Pero el avance de la frontera agrícola, los desmontes, quemas de pastizales, urbanizaciones, son factores que alteran el ambiente y por ende el hábitat de las hormigas, y la composición de las estructuras que conforman estos insectos.

En ese contexto, en la gran región del Chaco Húmedo, caracterizada por su alta pluviosidad y gran biodiversidad, eran acotados los estudios realizados sobre la diversidad de hormigas y sus características ecológicas.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Ante ello, una serie de investigaciones realizadas desde el “Grupo de Investigación en Biología de los Artrópodos” (GIBA), de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, actualizó y aportó nuevos conocimientos sobre la fauna de hormigas de esta región que ocupa gran parte del territorio de las provincias de Chaco, Santa Fe y Formosa, un sector del noroeste de Corrientes, el centro de Paraguay y una pequeña porción de Brasil.

“Las hormigas cumplen importantes roles en los ecosistemas, por eso es necesidad realizar estudios integrales de su diversidad considerando diferentes escalas geográficas, como las regiones biogeográficas”, explicó el Dr. Darío Daniel Larrea, investigador del GIBA-UNNE y becario postdoctoral del Conicet.

Agregó que, gracias a los estudios realizados en los últimos años, actualmente se cuenta con información sobre la diversidad y ecología de las especies del Chaco Húmedo, la influencia de la intervención antrópica en diversidad y ensambles de hormigas, y a la vez se confirma la eficacia de este grupo de insectos como indicadores de calidad ambiental en del Chaco Húmedo.

Diversidad de especies

Uno de los primeros pasos para conocer con mayor profundidad a las comunidades de hormigas del Chaco Húmedo era poder contar con un inventario actualizado de las especies que habitan el corredor.

Para ello, por medio de muestreos realizados en distintos sitios de Chaco, Formosa y Corrientes, así como la consulta de referencias bibliográficas, se logró actualizar el inventario de especies del Chaco Húmedo, con 515 especies identificadas para la región.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Además, se citaron 6 nuevas especies para Argentina y 8 especies endémicas, es decir que sólo se encuentran en el Chaco Húmedo.

La cantidad de especies encontradas en el inventario evidenció la gran relevancia del Chaco Húmedo para la conservación de la diversidad de hormigas en el Neotrópico

En esa línea, se resalta la cantidad de especies identificadas en el Chaco Húmedo teniendo en cuenta que en la Argentina hay 697 especies identificadas, y se estima que la intensificación de muestreos y su focalización en determinadas unidades ambientales podría incluso aumentar el número de especies en esta zona biogeográfica.

Modificación de ambientes

Tras la actualización del inventario de especies, se buscó identificar cómo el estado de conservación de los ambientes incide sobre indicadores de diversidad, composición y estructura de los ensambles de hormigas.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

A pesar de su gran diversidad y abundancia, las comunidades de hormigas se ven afectadas por los cambios en el ambiente y la modificación de su hábitat, y en el caso de las selvas en galería del Chaco Húmedo se desconocía la influencia que ejerce en estos insectos el deterioro de los ambientes.

Para ello, se tomaron en cuenta tres estados posibles de conservación: “Bueno”, “Intermedio” y “Desfavorable”, y se realizaron muestreos exhaustivos de la fauna de hormigas.

Los resultados demostraron que los parámetros de diversidad analizados fueron entre un 30 a 50% más elevados en las áreas con buen estado de conservación, respecto a los sitios con un estado de conservación intermedio y desfavorable.

En tanto, se evidenció una mejor distribución de las abundancias de hormigas para las selvas en buen estado de conservación, mientras que en las selvas con otras categorías de conservación la dominancia de especies es mayor.

Esta variación en la diversidad y la composición de los ensamblajes sugeriría que la disminución en el estado de conservación de los ambientes estudiados afectaría los patrones de distribución de los ensamblajes de hormigas, se destaca entre las conclusiones del estudio.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Con esas observaciones, se pudo exponer cómo cambia la composición de especies de hormigas entre las selvas con distintas categorías de conservación, pues se confirma que la diversidad de hormigas encontrada en las selvas será inversamente proporcional al grado de intervención antrópica, y la “homogeneización” del ambiente influirá en la disminución de la cantidad de especies que pueden coexistir.

Tipos de diversidad

En el estudio de la incidencia de la acción antrópica, también se analizó como la alteración de los ambientes inciden en los distintos tipos de diversidad con los cuales se analizan a las especies.

Así, en el caso de la “diversidad tradicional”, que otorga la misma importancia a todas las especies, se observó una marcada incidencia de la acción antrópica, con indicadores que varían entre ambientes protegidos y degradados.

En cuanto a “diversidad funcional”, que analiza el rol ecológico que cumplen las hormigas, se comprobó que la misma disminuye al aumentar el estado de degradación de los ambientes, con pérdida de grupos funcionales que estaría asociado a una simplificación del paisaje.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

No se reportó correlación entre la diversidad taxonómica y la riqueza de especies, y sobre ello se estiman necesarios estudios complementarios.

“Con este estudio se proporcionó una primera comprensión de aspectos biológicos, ecológicos, biogeográficos de los ensamblajes de hormigas en el distrito del Chaco Húmedo, y la incidencia de los cambios de ambientes por la acción antrópica” destaca el autor principal del estudio.

Hotpots

En base a la información generada hasta el momento, se está trabajando actualmente en la identificación de “hotpot” o puntos calientes que representan áreas prioritarias de conservación.

De acuerdo a las observaciones preliminares, hay algunos sitios de gran diversidad que están dentro de áreas protegidas como Iberá.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

Pero existen muchos “hotpot” que no se encuentran dentro de áreas protegidas, por lo que sería bueno poder recomendar la conservación de algunos de estos sitios no solo para preservar la diversidad de hormigas sino también para mantener los servicios que estos insectos brindan al ambiente.

En Paraguay, por ejemplo, ninguno de los parques nacionales se encuentra dentro del Chaco Húmedo.

 “Consideramos que nuestros datos representan un valioso aporte a la definición de nuevas áreas de importancia para la conservación de la diversidad de hormigas” indicó.

Relevancia de los estudios

“El inventario realizado, los nuevos registros, las especies endémicas detectadas, la clave taxonómica aportada, la comprensión de los aspectos ecológicos y de la acción antrópica representan importantes aportes al conocimiento de las hormigas en esta región, lo que permitirá comprender mejor, desde una perspectiva de manejo y conservación, el valor de esta zona tan afectada por los procesos de conversión de los ambientes naturales” finalizó el Dr. Larrea.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

El Dr. Larrea es Licenciado en Ciencias Biológicas y Doctor en Biología de la UNNE. Además, es docente de las Cátedras “Biología de los Artrópodos” y “Biología de Invertebrados” de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE.

Actualmente es becario Posdoctoral del CONICET.

Seguir leyendo

Ambiente

Camino Federal hacia la Cumbre Mundial. Intendentes contra el Cambio Climático

Publicado

el

El Intendente de Goya, Mariano Hormaechea, participó del encuentro en Corrientes junto a otros 80 Alcaldes del país y Latinoamérica. El camino federal rumbo a la Cumbre Mundial del C40 ya está en marcha, y su última parada: la ciudad de Corrientes.

El intendente anfitrión, Eduardo Tassano, dejó inaugurado en la mañana de este viernes el importante encuentro preparatorio para el cónclave internacional que se llevará a cabo en octubre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), con presencia de alcaldes de las principales ciudades del mundo.

En este marco, también se avanza en la elaboración de las bases para el documento conjunto que, en la reunión del mes que viene, se sumará a las deliberaciones, para finalmente ser parte de la declaración que suscribirán los alcaldes de las principales ciudades del planeta.

“NOS POSICIONAMOS EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO”

“Quiero darles la bienvenida a los más de 80 alcaldes y sus equipos técnicos que nos están acompañando, recibirlos en una ciudad de Corrientes rica en historia y en naturaleza, pero que, además, en los últimos tiempos se ha posicionado como una ciudad en lucha contra el cambio climático”, expresó el intendente Tassano en su discurso de apertura, dirigiéndose a los presentes.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

CAMINO FEDERAL A LA CUMBRE

La presentación del encuentro y los detalles sobre la Cumbre Mundial de Alcaldes C40 y el Camino Federal estuvo a cargo de Francisco Renicoff, subsecretario de Relaciones Internacionales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y de César Torres, subsecretario de Gobierno de la CABA.

“Este encuentro es un primer paso para que foros como el del C40 se transformen en hitos ineludibles en la discusión de una agenda de cambio climático que tiene muchas aristas. Esto se va a reflejar en el mes de octubre en Buenos Aires. Van a participar más de cien ciudades de todo el mundo, y lo que vamos a discutir ahí va a tener un gran impacto”, anticipó. “Nuestra idea es que ese impacto esté muy influenciado con el trabajo que realicemos previamente a la cumbre”, afirmó luego, Francisco Renicoff.

A continuación, expertos internacionales debatieron temas como las vinculaciones con las dimensiones de bienestar, y la estrategia para avanzar y consolidar esa agenda a largo plazo. Estuvieron Yasmin Tramonnoni (Comisión de Ambiente del CARI) y Antonio Caggiano (de la Universitá degli Studi di Génova).

Concluidas las ponencias se estableció un espacio de diálogo entre intendentes y legisladores, para producir el cierre formal del encuentro, a cargo de Tassano, intendente anfitrión.

Publicidad
Invitanos un café en cafecito.app

MARIANO HORMAECHEA

Ante la presencia de más de 80 alcaldes de distintos puntos del país y la región latinoamericana, el Intendente Municipal de Goya Mariano Hormaechea afirmó que es “una política de estado la sustentabilidad ambiental en nuestro municipio”, a lo cual agregó: “de allí la creación de una Dirección específica, de Movilidad Urbana Sustentable, y el proceso de control ambiental, de un basural, a hoy un Vertedero Controlado. Con acciones concretas mostramos el compromiso con este valor, el eje de sustentabilidad ambiental ya es una política de Estado”.

Hormaechea participó de éste importante cónclave, de vital trascendencia ya que se posiciona como la antesala a la reunión sobre cambio climático más importante del mundo que involucra a gobiernos locales, la Cumbre Internacional C40. La misma se llevará a cabo del 19 al 21 de octubre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Seguir leyendo

Acompañanos

Corrientes al Día es periodismo local serio y responsable, y queremos que siga siendo gratuito. Invitándonos un Cafecito nos ayudás un montón, porque entendemos que todo suma y que, juntos, las crisis son más fáciles de superar.

Invitanos un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad

Más vistos