Seguinos

Nacionales

Anunciaron el DNU que permitirá comprar vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson

TRAS UN AÑO DE DEMORA

Publicado

el

Durante semanas, en silencio y fila india, abogados de traje color Tribunales y altos ejecutivos de Pfizer y otras empresas farmacéuticas radicadas en Estados Unidos, atravesaron los controles de la Casa Rosada y marcharon con paso rápido hacia una oficina que está muy cerca del Patio de las Palmeras. Finalmente, estuvo listo el DNU para poder comprar vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson


La secretaria Legal y Técnica no estaba sola en una batalla de abogados que se libraba bajó una permanente tormenta mediática, la presión política de Juntos por el Cambio y el monitoreo sutil del Ala Oeste de la Casa Blanca, que aceitaba la toma de decisiones asumiendo que Argentina regresaba todas las semanas a China y Rusia para conseguir vacunas que Estados Unidos negaba por específicas razones jurídicas.

 

Ibarra tuvo el aguante de Carla Vizzotti, Cecilia Nicolini y Cecilia Todesca sus compañeras de travesía en estos casi diecinueve meses en el poder. La ministra de Salud, la asesora presidencial y la vice jefe de Gabinete siempre acompañaron a la secretaria Legal y Técnica -desayuno, almuerzo y cena-, y cerraban filas cuando la abogada más importante del Gobierno comentaba las traiciones cotidianas de Balcarce 50.

 

Ibarra reporta directo a Alberto Fernández y era contenida por Vizzotti, Nicolini y Todesca. El Presidente y la Secretaria se conocen de memoria, y recitan sin error títulos enteros del Código Penal de la República Argentina. Alberto Fernández explicó a Ibarra qué pretendía en la negociación con Pfizer, y la secretaria se plantó en una larga negociación que después sumó a los laboratorios Moderna y Johnson.

 

La clave jurídica de la negociación emprendida por Ibarra está en una palabra técnica del artículo 4 de la Ley de Vacunas. Ese artículo establece que el Poder Ejecutivo tiene la facultad de incorporar en los contratos con proveedores públicos y privados “cláusulas que establezcan condiciones de indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones y otras reclamaciones pecuniarias relacionadas con y en favor de quienes participen de la investigación, desarrollo, fabricación, provisión y suministro de las vacunas, con excepción de aquellas originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia por parte de los sujetos aludidos”.

 

Negligencia es la palabra que trabó la firma del contrato entre el Estado Nacional y Pfizer. Esta empresa ya firmó acuerdos comerciales con 116 países, y ese concepto jurídico no aparece en ninguno de los convenios comerciales entre la empresa de los Estados Unidos y sus clientes soberanos alrededor del planeta.

 

Pfizer propuso superar el escollo legal a través del depósito oficial de una garantía millonaria en dólares en la sucursal del Banco Nación en New York. Alberto Fernández e Ibarra dijeron que no.

 

Y a continuación, Pfizer, Moderna y Johnson plantearon una serie de interpretaciones jurídicas que Ibarra fue puliendo con sus visitas constantes al despacho presidencial de Balcarce 50 o de la quinta de Olivos.

 

A miles de kilómetros de la Casa Rosada, los asesores de Joseph Biden para América Latina también usaban la diplomacia política para acercar posiciones. Fue una tarea compleja por la desconfianza de las compañías de los Estados Unidos sobre la seguridad jurídica de la Argentina, pero en Washington entienden que es mejor encontrar un punto de contacto con la administración del Frente de Todos que regalar espacios geopolíticos a Beijing y Moscú.

 

Hace pocas horas, Vilma Ibarra entregó a Alberto Fernández un nuevo borrador del Decreto de Necesidad Urgencia (DNU) que compatibiliza la legislación nacional con las disposiciones básicas de indemnidad penal que están en todos los contratos firmados por compañías extranjeras o locales que se rigen por las normas de los Estados Unidos.

 

Se trata de un puñado de reglas jurídicas que modifican y/o interpretan el artículo 4 de la Ley de Vacunas. La palabra “Negligencia” continuará en la norma aprobada en el Congreso, pero su hermenéutica estará condicionada por el trabajo legal que ejecutó Ibarra con las instrucciones directas de Alberto Fernández.

 

Pfizer, Moderna y Johnson ya aceptaron los términos del último borrador puesto a consideración por el Gobierno. Y después de la promulgación del DNU, lo único que faltaría es la firma de los contratos entre el Poder Ejecutivo y las compañías radicadas en los Estados Unidos.

 

Vilma Ibarra deseaba que el acuerdo con Pfizer tuviera una ley como marco jurídico. Pero esa pretensión hubiera causado un inevitable costo político a Alberto Fernández: la oposición habría preguntado en el Parlamento porqué se demoró tanto en resolver este conflicto legal, cuando las vacunas de Pfizer eran necesarias para aplacar la faena mortal del COVID-19.

 

El 10 de julio de 2020, Alberto Fernández recibió por primera vez a los directivos de Pfizer en la quinta de Olivos. Sucedió hace casi un año.

 

Fuente: Infobae

Seguir leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

Mi Argentina “no respeta la protección de datos personales”

Publicado

el

Después de que este miércoles usuarios de la aplicación Mi Argentina afirmaron haber recibido información acerca de declaraciones del presidente de la Nación, Alberto Fernández, en un acto político, la Asociación por los Derechos Civiles  (ADC) advirtió que no se respeta “la protección de datos personales”.

“La normativa en datos personales establece el deber de informar de manera previa, expresa, clara y detallada sobre el modo y finalidad del uso de datos personales. En el caso de la aplicación Mi Argentina, sus términos y condiciones no establecen expresamente que se llevará adelante comunicación política, además de ser poco claras, no detalladas y no específicas. Además, el Estado posee múltiples herramientas (publicidad oficial, cuentas oficiales de redes sociales, cuentas personales de funcionarios de gobierno, sistemas públicos de medios, etc.) para comunicar anuncios y actos de gobierno”, indicó ADC en un comunicado.

“Los usuarios que descargaron la aplicación lo hicieron con el objetivo de acceder a servicios y trámites relacionados con el Estado, y en ningún caso dieron su consentimiento para recibir información sobre cuestiones políticas. Si bien la Ley de Protección de Datos Personales posee una redacción amplia con respecto a las facultades estatales, los tribunales han puesto limitaciones y han avanzado con una interpretación restrictiva de la norma”, agregó la Asociación.

“Pedimos que se haga un uso apropiado de los datos personales de la ciudadanía y que la aplicación Mi Argentina respete los derechos de los usuarios”, concluyó.

Seguir leyendo

Nacionales

Maquinaria agrícola; producir y crecer en plena pandemia

Publicado

el

A partir de diversas asistencias en tecnologías de gestión, una fábrica de cosechadoras de té, yerba mate y tabaco radicada en Misiones logró mejorar su rendimiento, aumentar exponencialmente sus ventas y ampliar su oferta exportable de productos al sector agrícola.

“Pasamos de vender solo dos máquinas en un año a vender 41 en dos”, así resume Jorge Lory, dueño de la pyme de cosechadoras de té, yerba mate y tabaco Lory Máquinas, los resultados de un trabajo sostenido de asistencia con especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) de Misiones.

A lo largo de cinco años consecutivos de trabajo – y con la distancia que supuso la pandemia de COVID-19- los técnicos de la sede de Posadas del INTI, Eliana Rojas y Roberto Guidek, aplicaron distintas estrategias de tecnologías de gestión que permitieron instalar maquinaria innovadora en nuevos mercados, aumentar la capacidad operativa y el rendimiento en la planta, planificar la estrategia comercial y, fundamentalmente, crecer.

Un proyecto familiar

Lory Máquinas tiene varias décadas de historia en su fábrica de Oberá, provincia de Misiones. El padre de Jorge Lory fue el primero, y comenzó fabricando cosechadoras de té desmontables que se adaptaban a distintos modelos de tractores.

Hacia 2017 se sumó su hijo David, ingeniero electromecánico, que incursionó en el desarrollo de prototipos de cosechadoras y suplementos –como alomadoras, desmalezadoras y rebajadoras- para el té y otros tipos cultivos, fabricados por completo en su planta.

“En plena crisis de ventas en 2017, ellos tenían un modelo de máquina para cosechar yerba mate que venía a reformular un sistema de cultivos tradicional y que, hasta el momento, no había salido al mercado. Nosotros los asesoramos con el plan de ventas y, para instalar el producto, generamos un evento en yerbales de la ciudad de San José que concluyó siendo un éxito: al cierre de la demostración, lograron vender 10 máquinas”, explicó Rojas.

A partir de ese encuentro, la empresa comenzaba un proceso de reconversión, que implicaba estandarizar los procesos de producción, conocer los tiempos de cada ciclo y buscar la manera de reducirlos, e incorporar estrategias para responder a una demanda diversa y en pleno crecimiento.

Un ejemplo de mejora continua

Fue entonces que los expertos del INTI Rojas y Guidek aplicaron diversas líneas de acción. A través de la metodología 5 “S”, lograron reducir en más de un 50 por ciento los tiempos de manufactura de varias piezas y optimizar el proceso completo de fabricación.

En 2020, Lory Máquinas fue seleccionada para participar del proyecto Kaizen-Tango y, antes de que irrumpa la pandemia de COVID-19, pudieron tener la orientación presencial del experto de JICA, Katsutoshi Ikeda, que se enfocó en la verificación estadística de los flujos de trabajo.

Ese año atípico también los enfrentó a un nuevo desafío: la ampliación de la planta bajo el enfoque de las tecnologías de gestión. Los técnicos del INTI asistieron el diseño del lay out, esto es, la distribución de los diversos sectores de la planta para que funcione de manera óptima.

En el proceso, buscaron reducir la contaminación ambiental, aumentar la productividad y la calidad con la instalación de una cámara de pintura electrostática y un lavadero industrial con sistema de absorción de aguas. Además, crearon un espacio para el sector del prototipado, usina de suplementos innovadores de diversa escala para el sector agrícola.

“Jamás imaginé que una máquina nuestra iba a estar del otro lado del mundo”

Los equipos de Lory Máquinas, adaptados a las necesidades de grandes y pequeños productores, asisten a un proceso de mecanización de la cosecha que sucede, sin prisa pero sin pausa, en distintas partes del globo. Algo así ocurría en un cultivo de 400 hectáreas de té, situado en la selva amazónica ecuatoriana.

“Cuando vi el terreno y el tipo de suelo, pensé que nuestras máquinas no podían funcionar ahí tal cual las hacíamos. Pero justo en ese momento mi hijo se recibía de ingeniero electromecánico y se puso a desarrollar, junto con otros prototipos, una máquina 4×4. Así acondicionamos nuestra cosechadora para los cultivos de Ecuador, la probamos allá y quedó funcionando”, recordó Lory.

Esa primera experiencia en el exterior llegó a oídos de un productor inglés con plantaciones de té en Kenia. “Al visitar los cultivos –continuó el fabricante- nos dimos cuenta que, en este caso, eran similares a los de Misiones, así que nuestras máquinas podrían funcionar muy bien ahí. En menos de un año estuvimos otra vez en Kenia con la cosechadora, que incluía accesorios, repuestos y una capacitación”.

Para Lory se trata de una buena posibilidad de expansión del mercado que, en el NEA, ya se encuentra mecanizado al cien por ciento, pero que, en países como Kenia -con plantaciones que cubren una superficie siete veces mayor al total local- tiene nichos vacantes. “Jamás imaginé que una máquina nuestra iba a estar del otro lado del mundo”, dijo el empresario al recordar este hito.

Seguir leyendo

Nacionales

El INTI validará prendas deportivas para el cono Sur

Publicado

el

En el Día de la Industria, el titular del INTI visitó la firma RA Intertrading, que fabrica indumentaria deportiva para primeras marcas. La multinacional Adidas reconoció al INTI como parte de su red de laboratorios donde sus proveedores regionales pueden realizar los ensayos en el país.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) celebró el Día de la Industria con más servicios estratégicos para empresas con perfil exportador. Durante una visita a la firma de indumentaria deportiva RA Intertrading, el presidente del organismo, Ruben Geneyro, anunció que sus laboratorios textiles podrán certificar la calidad de las prendas que se producen, a nivel regional, para la multinacional Adidas.

“Hemos sido reconocidos en nuestro laboratorio de Textiles por ADIDAS internacional, para que ellos hagan sus ensayos aquí en Argentina. Es un aporte que le hacemos a la industria nacional y en su día lo celebramos”, expresó Geneyro, luego del recorrido por la planta ubicada en la localidad de Villa Lugano.

Por su parte, la presidenta de RA Intertrading, Daniela Rabinovich, expresó: “Hoy es un día muy importante para nosotros, un día de festejo que nos invita a pensar y a seguir adelante. No es fácil, pero se puede tener una industria competitiva, de calidad, y se puede generar puestos de trabajo que nuestro país tanto necesita.”

Con esta nueva articulación, que tuvo lugar luego de una evaluación de muestras comparadas, el laboratorio de Textiles del INTI realizará análisis de diversos parámetros de calidad para empresas locales como RA INTERTRADING. Entre los aspectos que se podrán ensayar desde el organismo se cuentan los constructivos, la respuesta del color a las condiciones de uso, la permeabilidad y la resistencia.

Jugar en toda la cancha

Con más de 800 trabajadores en su planta, RA Intertrading fabrica remeras, camisetas de fútbol, hoodies, polos, shorts, camperas, pantalones y trajes de baño, alcanzando una producción anual de más de 2,5 millones de prendas. En el mediano plazo, sus directivos planean elevar la cifra a más de tres millones de artículos a partir de la ampliación de su matriz productiva, con inversión en más equipamiento y la incorporación de alrededor de 200 puestos de trabajo.

Entre sus clientes se encuentra Adidas, Nike, Puma, Reebok, Kappa y Project. Bajo acuerdos con estas marcas, Intertrading también produce las camisetas de fútbol para Boca Juniors, Vélez Sarsfield, River Plate, Racing Club, San Lorenzo e, incluso, las que usó la selección argentina de fútbol durante el histórico triunfo en la final de la Copa América.

Uno de los aspectos que destacan a esta compañía es su constante apertura a la innovación y al crecimiento. No solo se trata de una firma especialista tanto en tejidos de punto como planos, sino que, también, es la primera en implementar la tecnología Dri-fit y los laser holes, una optimización del diseño que aporta mayor respirabilidad a las prendas y, en consecuencia, las vuelve más aptas para las actividades deportivas.

Aliados estratégicos

La pandemia de COVID-19 puso a prueba la capacidad de articulación y cooperación de distintos sectores de la sociedad. Así, muchas de las necesidades sanitarias pudieron ser respondidas mediante el diálogo entre la comunidad científica y la industria, que transformó el conocimiento y la innovación en productos concretos. RA Intertrading fue una de las empresas que participó activamente de este proceso.

En su caso, se embarcaron en la producción de dos millones de kits sanitarios para el Estado Nacional, un pedido para el que tuvieron que capacitar a los cortadores, costureros y textiles en la confección de camisolines, a una escala que rondó las 100 mil prendas por mes.

Su intervención no solo permitió sortear las demandas concretas del personal de salud, sino que ayudó a mantener su estructura en el periodo más complejo del 2020. Más de un año después, la firma tuvo otro motivo para festejar: alcanzó el millón de prendas exportadas desde su creación, en 1992.

Al respecto, Rabinovich destacó: “Es un día para festejar que pudimos pasar momentos tan difíciles como la pandemia y recordar que, gracias a que tenemos industria, pudimos atravesar ese momento, reconvertirnos y hacer los kits médicos. Si no teníamos industria, otra hubiera sido la situación”.

“RA Intertrading ha tenido un amplio crecimiento en esta última etapa y ha colaborado en el proceso de lucha contra la COVID-19. Realmente estamos muy orgullosos de la industria nacional que tenemos y este es un claro ejemplo”, concluyó Geneyro.

Seguir leyendo
Publicidad

Más vistos